Ya son 34 los muertos por la explosión en el hotel Saratoga de La Habana

Continúa la búsqueda de cuerpos entre los escombros del hotel Saratoga de La Habana, en Cuba, y nuevas víctimas se suman a la lista de fallecidos. En las últimas horas fueron encontrados los restos de cuatro personas por lo que el número de fallecidos subió a 34.

Los cuerpos sin vida recién rescatados de las ruinas del Saratoga -que, según señaló el Gobierno, estalló tras un escape de gas- pertenecen a trabajadores de la instalación hotelera, según informó Javier Martínez Díaz, miembro del Buró del Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal) en la provincia La Habana.

Según familiares de los desaparecidos, se estima que aún estén bajo los escombros entre 12 y 13 personas, cifra que se podrá precisar en la medida que avance la excavación, explicó el funcionario.

Las brigadas de bomberos y rescatistas continúan los trabajos ininterrumpidamente para retirar los escombros y así poder llegar al doble sótano de la edificación, donde se cree que puedan estar una docena de personas atrapadas.

El derrumbe de los suelos de la planta baja y el primer piso del hotel sobre el sótano dificultan las tareas y la maquinaria pesada enfrenta muchas dificultades para realizar las operaciones, por el riesgo de golpear la inestable estructura del edificio.

Tras 72 horas del accidente, empiezan a reducirse las esperanzas de hallar sobrevivientes entre los desechos del hotel. Las autoridades cubanas afirmaron que no se detendrá la búsqueda hasta que no haya certeza de que no queda ninguna persona bajo los escombros.

Hasta la última actualización del Ministerio de Salud Pública (Minsap), en horas de la tarde del domingo, el conteo indicaba que aún estaban hospitalizadas 24 personas en siete centros sanitarios de La Habana, y otros 30 pacientes habían recibido el alta médica.

El Gobierno cubano reiteró en varias ocasiones desde que se produjo la explosión, el viernes por la mañana, que se trató de un escape de gas. Una comisión está investigando los hechos. En el momento del estallido un camión cisterna de gas licuado estaba aparcado frente al hotel y recargando un depósito del establecimiento. Se cree que la manguera pudo haber tenido una fisura.

Otros 17 edificios colindantes sufrieron el impacto de la onda expansiva y en los próximos días se realizará una evaluación técnica a tres bloques y al propio hotel, para analizar si pueden recuperarse o deben ser demolidos.

El Saratoga, fue construido en 1880 y desde 1911 funcionaba como un hotel. Su última restauración tuvo lugar en 2005, cuando se reformó el edificio en profundidad, adquirió la categoría de cinco estrellas y estaba catalogado entre los más lujosos de la capital cubana.