“Vuelos de la muerte” en Uruguay: incautaron libros y documentos de la Fuerza Aérea uruguaya

La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (Inddhh) de Uruguay consiguió los libros de los vuelos de la Fuerza Aérea entre 1973 y 1980, a pedido de la Justicia, con los que busca esclarecer al menos 10 de los llamados “vuelos de la muerte” y echar luz sobre la suerte de decenas de desaparecidos durante la última dictadura. Personal de Asuntos Internos del Ministerio del Interior y un investigador de la entidad incautaron esa documentación en la Base Aérea número 1, en cumplimiento de una medida ordenada por la jueza penal Elena Iriarte.

La Institución de Derechos Humanos analizará otros documentos entregados en papel y redactará un informe que enviará a la Fiscalía de Crímenes de Lesa Humanidad, debido a que junto a los libros pueden servir para causas pendientes en la justicia.

Se citan decenas de casos en los que fueron víctimas exintegrantes del Movimiento Tupamaros, el Partido Victoria del Pueblo, el Grupo de Acción Unificadora y el Partido Comunista Revolucionario de aquellos años, secuestrados en Buenos Aires y desaparecidos en Uruguay, reportó la agencia Prensa Latina.

En especial podrían aportar datos en la causa conocida como “el primer vuelo”, en el que el 24 de julio de 1976 fueron trasladadas 24 personas, y además aún se investiga la existencia de otros traslados clandestinos hasta 1978, todos parte del llamado Plan Cóndor, que coordinó la represión en los gobiernos de facto de la región.

La información podría confirmar la existencia de más de una decena de vuelos clandestinos durante la dictadura.

El fiscal especializado en crímenes de lesa humanidad, Ricardo Perciballe, explicó que la medida fue ordenada por la jueza penal de 7º turno de Ciudad de la Costa, Iriarte, y se concretó el viernes pasado con personal de Asuntos Internos del Ministerio del Interior y un investigador de la Inddhh que actuaron bajo reserva y sin aviso a las autoridades para no frustrar la operación.

La documentación fue encontrada en el Museo Aeronáutico, que funciona en la Base Aérea Nº 1, y además del libro de vuelos se incautó información referida al periodo 1968-1985, que podría contribuir a confirmar más de una decena de vuelos clandestinos realizados en la dictadura.

La información fue pedida por la Inddhh con el objetivo de direccionar las excavaciones en busca de restos de detenidos-desaparecidos, según explicó la directora de la institución, Mariana Mota. “La institución actuó en función de la información que recabó y que le permitió pedir el registro. Con esta documentación vamos a poner foco en la información que nos sirva para continuar la búsqueda de aquellos detenidos-desaparecidos que fueron objeto de traslado”, señaló.

Consignó además que “hay testigos que mencionan haber visto a personas detenidas en Argentina, y eso supone un traslado clandestino, aunque son situaciones sobre las que no tenemos certeza”.