Volvieron las protestas a Chile: un carabinero fue detenido por empujar a un adolescente de 16 años desde un puente

A menos de un mes del plebiscito que podría modificar la Constitución de Chile, cientos de chilenos volvieron a las calles para manifestarse en contra del régimen político y económico del país y para repudiar la actuación de Carabineros. El viernes pasado, un joven de 16 años fue empujado desde un puente por un uniformado. El cuerpo del adolescente quedó tendido en el río Mapocho sin recibir asistencia de la Policía.

Una de las manifestaciones convocadas en el centro de Santiago terminó con un episodio violento, cuando un grupo de personas prendió fuego un colectivo. Por los disturbios hubo varios detenidos.

La Policía de Investigaciones (PDI) de Chile detuvo ayer a Sebastián Zamora Soto, de 22 años, un efectivo de Carabineros al que el Ministerio Público imputó por “homicidio frustrado” para que se investigue si empujó intencional o accidentalmente al adolescente que cayó al río Mapocho.

El joven permaneció durante varios minutos inconsciente en el lecho del río y gracias a la acción de otros manifestantes, que lograron descender, pudo ser socorrido y llevado a la clínica Santa María donde quedó internado en grave estado con múltiples fracturas.

El sanatorio reportó que el muchacho ingresó con fracturas en las dos muñecas, “además de un traumatismo encéfalocraneano cerrado en evolución”, y que fue operado con resultado “favorable”.

A pesar de que se conoció la detención de Zamora, anoche continuaron las protestas por el suceso en la Región Metropolitana que terminaron con el colectivo incendiado, 20 detenidos y 15 agentes heridos.

La Fiscalía Centro Norte, que interviene en el caso, informó que el imputado será interrogado hoy por la fiscal de Alta Complejidad Ximena Chong y sostuvo que la investigación permitió “establecer que hay antecedentes de su responsabilidad en los hechos”, según.