Violencia policial: Fuertes protestas por el asesinato de Giovanni López en México

En medio de la conmoción internacional por el crimen de George Floyd, México tiene su propio caso de brutalidad policial. Las protestas se replican en Guadalajara para condenar la muerte de un joven, detenido de forma violenta por la Policía supuestamente por no usar tapabocas en la calle. Se trata de Giovanni López, un albañil de 30 años arrestado el 4 de mayo, quien falleció al otro día por causas aún no esclarecidas. La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó la muerte de López y exhortó a las autoridades a hacer “una investigación pronta, efectiva, exhaustiva, independiente, imparcial y transparente”. 

Con pancartas con leyendas “Giovanni no murió, lo mataron”, “Gobierno asesino”, cientos de manifestantes se reunieron en el centro de Guadalajara, capital del estado de Jalisco, forzando su entrada a la sede del Gobierno estatal. Al menos 26 personas fueron detenidas, luego de que encapuchados incendiaran dos patrullas, ante la represión policial. Los efectivos agredieron con palos y piedras a los manifestantes y luego les tiraron gases lacrimógenos.

La ira por la muerte de Giovanni se hizo sentir con fuerza, sobretodo después de que un video divulgado en las redes sociales mostrara cómo fue su detención. Allí se puede ver a una decena de policías del municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos – a unos 40 kilómetros de Guadalajara-, arrestando a los golpes al joven, a quien luego llevaron a la comisaría. 

La familia asegura que tras la detención no supieron nada de Giovanni hasta el otro día, cuando en la comisaría les avisaron que el joven fue trasladado grave al Hospital Civil de Guadalajara, donde murió ese mismo día. Además, denunciaron que cuando el Servicio Médico Forense les entregó el cuerpo constataron que López había recibido múltiples golpes y un tiro con arma de fuego en la pierna izquierda. Además, advirtieron que recibieron amenazas de muerte por reclamar que se esclarezca el caso y revelaron que el Gobierno local les ofreció 200.000 pesos (unos 9.136 dólares) para que no publicaran el vídeo.

La Fiscalía estatal informó que ya investiga la muerte de López. Si bien no está aún listo el resultado de la autopsia, el organismo afirmó que el hombre habría fallecido a causa de golpes propinados por los policías municipales y no de lesiones con arma de fuego.

Por su parte, el Coordinador de Seguridad del Estado de Jalisco, Macedonio Tamez, sostuvo que Giovanni López fue detenido por “una falta administrativa” y porque estaba bajo los efectos de “alguna sustancia”.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, mantuvo la misma versión oficial, aunque además calificó el hecho como “una atrocidad”. “Lo que pasó en Ixtlahuacán de los Membrillos es una atrocidad, producto de la actuación de la autoridad municipal. La Fiscalía del Estado está terminando las investigaciones para saber qué fue realmente lo que sucedió y tendrá resultados en las próximas horas (…) vamos con todo el peso de la ley contra quien resulte responsable“, dijo el gobernador.

En redes sociales, ciudadanos han convocado a una nueva manifestación frente a la residencia del gobernador este viernes para rechazar el abuso policial y numerosos artistas reclamaron por el caso. 

El pedido de la ONU

La sede en México del organismo internacional reaccionó rápidamente. “La más clara muestra de que las violaciones de derechos humanos no serán toleradas es que la muerte en custodia del Sr. López Ramírez no quede en la impunidad”, expresó el Sr. Jesús Peña, Representante Adjunto de la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

En un comunicado, ONU-DH recordó que las muertes ocurridas cuando una persona se encuentra bajo la custodia del Estado, como en este caso, “se presumen como potencialmente ilícitas y existe una presunción general de la responsabilidad del Estado, salvo que se demuestre lo contrario.”

“Deberá determinarse si hay alguna medida que no se adoptó para prevenir la muerte, investigar a todos los funcionarios e instituciones responsables de la custodia del Sr. López Ramírez desde su detención y hasta su fallecimiento y considerar las políticas internas, cultura institucional y fallas sistémicas que contribuyeron a que una detención tuviera un desenlace letal”, subrayaron. 

Por su parte, la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, dependiente de la Secretaría de Gobernación (Interior), dijo que ya solicitó información de las carpetas de investigación “por el probable uso excesivo de la fuerza pública registrado en el caso”.

Del Toro reclamó justicia

El reconocido cineasta mexicano Guillermo del Toro se unió en redes sociales a la ola de indignación que provocó el caso, y reclamó justicia para el joven trabajador de la construcción. “A más de un mes, no hay respuestas, no hay arrestos. No es abuso de autoridad (…) El sinsentido -la locura absoluta- es que ocurra un asesinato a nombre de un asunto de salud pública”, escribió Del Toro en su cuenta de Twitter.

Del Toro, ganador del Oscar en 2018 por “La forma del agua”, ya había reprochado en abril al gobierno de Jalisco, su estado natal, por supuestos abusos de la autoridad policial contra ciudadanos bajo pretexto de no usar tapabocas.