Violencia policial en Brasil: la CIDH y la ONU exhortaron al gobierno de Bolsonaro por el asesinato de indígenas

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la oficina regional de la ONU para los derechos humanos pidieron a Brasil que investigue y sancione los ataques a pueblos indígenas, en los que al menos seis personas fueron asesinadas en lo que va del año.

El 24 de junio de 2022, la policía y varios civiles atacaron a dos comunidades indígenas Guaraní y Kaiowá en Mato Grosso do Sul como parte de procesos de desalojo, pese a estar prohibidos por una corte hasta finales de octubre, según un comunicado de la CIDH, perteneciente a la estructura de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y con sede en Washington.

En esa oportunidad, los efectivos dispararon en tierra y también desde un helicóptero, lo que dejó un indígena muerto y más de 10 heridos, entre ellos mujeres, niñas y niños.

El 15 de junio, policías militares en Pernambuco acusaron a un hombre indígena de 61 años de portar un arma y lo golpearon hasta la muerte.

Según información de la Oficina Regional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al menos seis integrantes de pueblos indígenas fueron asesinados en el país este año, lo cual supera la cifra de cuatro fallecimientos en todo 2021.

Ambas organizaciones exhortaron al gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro a “erradicar la discriminación” por parte de las fuerzas de seguridad e investigar “las denuncias de que agentes policiales actúan junto a propietarios privados en contra de los pueblos indígenas que reivindican tierras ancestrales”.