Violencia policial: Bolsonaro felicitó a los efectivos que participaron del operativo en el que murieron 25 personas

El presidente brasileño Jair Bolsonaro felicitó a los efectivos de la Policía Militar y Federal que desplegaron el operativo en la favela de Rio de Janeiro en el que fueron asesinadas 25 personas. El mandatario los definió como “guerreros” y les agradeció por haber “neutralizado” a los sospechosos.

Tres pacientes que estaban hospitalizados en el Hospital Getúlio Vargas de Río de Janeiro fallecieron en las últimas horas, según la Secretaría de Salud del Estado, lo que elevó el numero de victimas fatales del operativo conjunto del lunes entre la Policía Militar y la Policía Federal de Carreteras en Villa Cruzeiro.

El número no contempla a Gabrielle Ferreira da Cunha, de 41 años, quien fue baleada en su casa de la vecina comunidad de Chatuba y no fue llevada al mencionado hospital, mientras que la otra víctima es un menor que llegó ya muerto a una Unidad de Atención de Emergencia, según la Secretaría Municipal de Salud.

Mientras se seguían confirmando víctimas fatales, Bolsonaro felicitó a los “guerreros” de la policía que “neutralizaron a al menos 20 delincuentes ligados al narcotráfico en enfrentamiento, tras haber sido atacados a tiros durante una operación”.

“Para tener una idea del grado de violencia de los bandidos, parte de los objetivos del operativo fueron los responsables del asesinato de 13 agentes de seguridad pública solo en 2022. Los ‘expertos’ omiten esta información para demonizar a quienes se arriesgan sus vidas por nosotros”, agregó en un mensaje de Twitter.

Cómo fue el operativo

Las fuerzas entraron ayer en la favela Villa Cruzeiro para capturar líderes de la banda narcotraficante “Comando Vermelho” (comando rojo), escondidos en el barrio, según la Policía Militar de Rio.

La incursión policial, que se extendió 12 horas, generó fuertes tiroteos y provocó el cierre de escuelas y otros servicios públicos.

Con al menos 25 fallecidos se convirtió en el segundo operativo más letal de la historia de Río, un año después de la más sangrienta, con 28 muertos en la favela de Jacarezinho.

La policía incautó más de una tonelada de estupefacientes, compuesta por dosis de cocaína, marihuana, crack y otras drogas, informó la fuerza. Además, requisaron 13 fusiles, 20 granadas, 5 pistolas y municiones.

El Ministerio Público Federal anunció el martes la apertura de una investigación sobre la “conducta” y “eventuales violaciones” por parte de agentes policiales que participaron en la operación.

Asociaciones de vecinos y organizaciones de derechos humanos denunciaron reiteradamente supuestas ejecuciones extrajudiciales durante este tipo de operaciones, que quedan casi siempre impunes.

Bolsonaro dijo en Twitter que lamentaba la “víctima inocente” y criticó a la prensa por supuestamente “exentar al criminal de cualquier responsabilidad”.

En 2021, 1.356 personas murieron a manos de las fuerzas policiales en el estado de Río -una de las que más mata y muere en enfrentamientos en Brasil-, de acuerdo con el proyecto Monitor da Violencia.