Violación grupal en Buenos Aires: “Todos abusaron de ella, eran como animales”

Una violación grupal perpetrada a plena luz del día en un barrio céntrico de la Ciudad de Buenos Aires conmociona a la sociedad argentina. Una joven de 20 años fue violada por 6 hombres que la mantenían retenida en el interior de un auto, en Palermo, hasta que una pareja de comerciantes advirtió lo que ocurría y llamó a la policía. “Todos abusaron de ella, eran como animales”, declaró Natalia, la dueña de una panadería, que rescató a la víctima.

“Fuimos mi marido y yo quienes socorrimos a la chica. Tenemos una panadería y desde adentro veíamos lo que pasaba en el auto. Primero pensábamos que era una pareja que estaba teniendo sexo, pero luego vimos que en el vehículo había otros tres jóvenes, que la manoseaban, que la agarraban de los brazos, que la obligaban a practicarles sexo oral, y salimos a ayudarla”, explicó la comerciante.

Según su relato, sus sospechas comenzaron cuando al lado de su comercio se hallaban dos jóvenes “tomando alcohol, fumando marihuana y tocando la guitarra”, por lo que su marido se acercó a ellos para pedirles que se retiraran del lugar.

“Como no se fueron, nos quedamos mirando hacia afuera y vimos los movimientos dentro del auto, un Volkswagen Gol, por eso llamamos de inmediato al 911 y conté a los gritos, de manera desesperada, lo que estaba pasando y pidiendo que venga rápido la policía”, relató.

La sospecha de los investigadores es que esos dos jóvenes que estaban fuera del vehículo actuaban como “campana”, es decir que formaban parte del grupo y que tenían como misión alertar al resto si llegaba la policía.

“No tenía ni fuerza para gritar”

Natalia explicó que tras el llamado al 911 salieron junto a su esposo y lograron sacar a la joven de adentro del auto y la notaron en estado de shock, con la ropa interior baja y golpeada. “No escuché gritos, la chica no gritaba, no tenía ni fuerzas para gritar”, dijo.

“Los cuatro jóvenes también estaban con los pantalones bajos, empezaron a insultarnos y nos quisieron agredir. También le pegaron a un vecino que con un teléfono celular quiso registrar lo que estaba pasando, para que exista una prueba de lo que habíamos visto. A ese vecino lo dejaron ensangrentado, tirado en el piso”, contó la testigo, quien agregó que “todos abusaron de ella, eran como animales”.

Luego, de acuerdo a su relato, los abusadores pretendieron escapar del lugar. “Dos de ellos arrastraban a la chica de los pelos y los brazos, otros dos se fueron para otro lado y los restantes se quedaron merodeando el lugar. Nosotros tratábamos de detenerlos con un palo de escoba y con un secador”, afirmó.

Efectivos de la comisaría 14A de la Policía de la Ciudad llegaron a los pocos minutos y lograron detener a los seis sospechosos a pocas cuadras del lugar, mientras que un médico del SAME auxilió a la víctima, quien permanecía en estado de shock.

Los investigadores tienen acreditado que la joven llegó hasta el lugar del abuso acompañada por uno de los detenidos, es decir que tenía algún conocimiento previo con esa persona, y que se hallaba afectada en sus movimientos posiblemente por alguna droga, dijeron las fuentes.

A pesar de su estado de semiinconsciencia, la chica le alcanzó a decir a los policías que había sido abusada y los efectivos notaron que presentaba signos de defensa.

De inmediato, se activó el protocolo para este tipo de casos y la víctima comenzó a ser asistida por un psicólogo, mientras era trasladada al Hospital Rivadavia, donde fue atendida por médicos, donde se diagnosticó que se hallaba en buen estado de salud y, luego, fue dada de alta para que sea acompañada por sus familiares.

Los detenidos

Por su parte, los jóvenes detenidos fueron trasladados a la seccional policial y serán llevados a tribunales para ser indagados por el juez en lo Criminal y Correccional 21, Marcos Fernández, por el delito de “abuso sexual”. Los investigadores aguardaban resultados de distintos peritajes científicos en busca de ADN, para poder establecer si todos ellos participaron activamente del abuso.

De hecho, al menos dos de los apresados tenían lesiones en el rostro como arañazos, por lo que los peritos analizaron las uñas de la víctima para ver si podía extraerse algún rastro orgánico para analizar y elaborar un patrón genético y poder vincular ese ADN con el de alguno de los detenidos.

Dentro del Volkswagen, los policías hallaron marihuana, dosis de LSD y secuestraron siete teléfonos celulares, que ahora también serán peritados.

Los seis detenidos fueron identificados por la policía como Ángel Pascual Ramos (23), Tomás Domínguez (21), Lautaro Pasotti (24), Ignacio Retondo (22), Alexis Cuzzoni (20) y Franco Lykan (24).

“Es necesario remarcar que gracias al compromiso de los vecinos y al sistema integral de seguridad de la Ciudad pudimos llegar en solo 4 minutos al lugar y detener a todos los involucrados”, publicó hoy Marcelo D´ Alessandro, el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, dijo hoy a través de su cuenta oficial de la red social Twitter.

Según el funcionario, también se decidió “alojar a los detenidos en distintas alcaldías de la Ciudad para que entre ellos no puedan consensuar una declaración”. “Estamos seguros de que la Justicia actuará de forma inmediata para determinar las responsabilidades y que estos delincuentes no puedan volver a abusar a nadie más”, añadió.