Vincularon a Bolsonaro con el crimen de Marielle y el mandatario estalló de furia

Enfurecido, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, negó que sea cierta su vinculación con el asesinato de la concejala Marielle Franco. Lo hizo a través de un video en el que se lo ve notoriamente exaltado y en el que también insulta a la cadena de televisión Globo, que reveló que su nombre aparece en las investigaciones. El Partido Socialismo y Libertad (PSOL), al que pertenecía Marielle, pidió una audiencia inmediata con el Tribunal Supremo: «Brasil no puede convivir con ninguna duda sobre la relación entre un presidente de la República y un asesinato».

Bolsonaro, que se encuentra en Arabia Saudita, publicó ayer un video de 23 minutos repleto de descalificaciones e insultos en el que cargó contra Globo y contra el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, a quien acusó de filtrar la causa que permanece bajo secreto de sumario.

«Paren de traicionar Brasil, quieren acabar con Brasil», clamó el mandatario ultraderechista en el video, divulgado esta madrugada.

De acuerdo con Globo, el portero de la urbanización donde vivía Bolsonaro en Río de Janeiro afirmó, en una declaración a la policía, que uno de los acusados de asesinar a la concejal apareció en el condominio el 14 de marzo de 2018, día en el que Franco fue ejecutada.

El encargado, según ese canal, relató que el expolicía Élcio Queiroz, acusado de conducir el auto desde el que se realizó el brutal crimen, afirmó en la entrada de registro que se dirigía a casa de Jair Bolsonaro, entonces diputado federal.

La entrada, según la versión del portero, fue autorizada por alguien en el interior de la casa de Bolsonaro, pero Queiroz, sin embargo, acabó dirigiéndose al domicilio de Ronnie Lessa, acusado de haber sido el autor de los disparos que mataron a la concejal y quien vive en la misma urbanización que el presidente brasileño.

El noticiero Jornal Nacional comprobó el registro de la Cámara de los Diputados y mostró que Bolsonaro se encontraba en Brasilia el 14 de marzo de 2018, un hecho que fue reiterado por el mandatario en su video.

«O el portero mintió o indujeron al portero a cometer falso testimonio o escribieron algo en la investigación que el portero no leyó y firmó. ¿Cuál es la intención? Siempre la misma, todo el tiempo están encima de mi familia, de mis hijos y de quien está próximo a mí», resaltó Bolsonaro, enfurecido.

Bolsonaro denunció que quieren «destruirlo» y sugirió que la cadena Globo, a la que tildó de «canalla», está creando una narrativa para «apartarlo» del cargo.

«Tengo un compromiso, el de sacar a Brasil del agujero, a pesar de la prensa sucia, asquerosa, canalla e inmoral, como es Globo Radio y Televisión», agregó el mandatario brasileño. «Vamos a resistir, la verdad está de mi lado. Quiero servir a mi patria como presidente de la República», señaló.

Qué dijo el PSOL

El Partido Socialismo y Libertad (PSOL), formación a la que pertenecía Marielle Franco, informó que, tras la divulgación realizada por la televisión Globo, pidieron una audiencia «inmediata» con el presidente del Tribunal Supremo de Brasil, José Antonio Dias Toffoli.

«Exigimos esclarecimientos inmediatos. El PSOL nunca hizo cualquier relación entre el asesinato y Jair Bolsonaro. Pero las informaciones de hoy son muy graves. Brasil no puede convivir con cualquier duda sobre la relación entre un presidente de la República y un asesinato», señaló el partido en un comunicado.

«Las autoridades responsables por la investigación necesitan manifestarse. Exigimos respuesta. Exigimos respuesta para Marielle y Anderson (Gomes, el conductor que fue asesinado junto con la concejal)», subrayó.