Venezuela rechazó la resolución de la OEA

El Gobierno de Venezuela rechazó la decisión de la Organización de Estados Americanos (OEA) de no reconocer el nuevo mandato asumido por el presidente Nicolás Maduro y sostuvo que esa postura sienta un “peligroso precedente” para el hemisferio.

“Nicolás Maduro fue reelecto por el soberano pueblo venezolano”, resaltó en un comunicado la Presidencia de Venezuela, que rechazó los resultados de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA celebrada ayer.

La nota oficial alertó que en la reunión “se adoptó una resolución que sienta un peligroso precedente en la región, pues pretende desconocer la legitimidad del Presidente”.

Maduro fue reelecto en mayo pasado, con el 70 por ciento de los votos, en unas elecciones consideradas ilegítimas por la oposición y por numerosos países debido a una serie de trabas impuestas a los dirigentes opositores para competir, que terminaron siendo inhabilitados políticamente.

En su nota, Venezuela también se quejó de “las prácticas de coerción” utilizadas por Estados Unidos en Latinoamérica “para promover su criminal campaña de agresión” y “para avanzar sus políticas de cambio de régimen” en el país caribeño.

Además, expresó su agradecimiento a los “países amigos que decidieron no acompañar la resolución” de ayer en la OEA, “conscientes de que tal manipulación jurídica atenta contra el derecho a la paz de nuestros pueblos y coloca en peligro la estabilidad de América Latina y el Caribe en su conjunto”.

Horas después de que Maduro jurara ayer ante el Tribunal Supremo de Justicia, el organismo convocó una reunión extraordinaria para discutir una resolución presentada por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Perú y Paraguay.

El documento final fue respaldado por 19 países y rechazado por cinco, mientras que siete países se abstuvieron.

Según la ONU, tres millones de venezolanos han migrado del país escapando de la crisis económica y política.