“Venezuela puede vencer a cualquier Ejército poderoso”, el canciller dice estar listo para un ataque de EE. UU.

El canciller venezolano Jorge Arreaza respondió las amenazas de intervención militar de Estados Unidos, que dejó sobre la mesa la posibilidad de recurrir a esa vía tras el intento de sublevamiento fallido que encabezó el opositor Juan Guaidó. Desde Moscú, donde se reunió con su homólogo ruso Serguéi Lavrov, Arreaza aclaró que Venezuela “está lista” para resistir cualquier ataque del gobierno de Donald Trump, aunque insistió en que la mejor salida es el diálogo.

«Estamos preparados para cualquier escenario. El primero es el de la diplomacia, del diálogo, de la paz, nuestras manos están extendidas para que podamos conversar con todos», aseguró Arreaza, aunque puntualizó que si Estados Unidos optara por la vía militar, Venezuela cuenta con “una fuerza armada, un pueblo, una milicia nacional, que estaría en capacidad no solo de resistir y de dar batalla, sino incluso de vencer y derrotar a cualquier ejército poderoso que sea del mundo”. «¡Dialoguemos!», prosiguió enfáticamente Arreaza.

Tras agradecer el «apoyo consecuente» de Rusia a Venezuela, Arreaza indicó que esta semana su país vivió «otro capítulo del golpe de Estado continuado», cuando «el mundo fue testigo de un llamamiento a un alzamiento, a una rebelión militar totalmente infructuosa, fracasada». Según el ministro de Exteriores venezolano, dicho llamamiento «chocó con la dignidad de los venezolanos y del pueblo de Venezuela».

«La oposición no puede dialogar con nosotros porque no tiene el permiso de Estados Unidos. Es la hora de la diplomacia», agregó al cuestionar que “los voceros del gobierno de Washington no cesan en su empeño por forzar un cambio de gobierno en Venezuela por vías no legales”, aunque también puso el foco en la profundización de las sanciones económicas con las que EE. UU busca “hacer colapsar las economías”. «Estados Unidos pretende dominar, tener el control absoluto» de las riquezas venezolanas”, denunció.

Por su parte y en medio de la escalada de tensión con Washington, el canciller ruso advirtió hoy de que una intervención armada en Venezuela tendría «consecuencias catastróficas» para el sistema de seguridad internacional. «Con nuestros socios venezolanos coincidimos en que todo empleo de la fuerza sin la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU puede tener consecuencias catastróficas para toda la seguridad internacional», dijo Lavrov.