Venezuela expulsó al embajador alemán y enfrenta nuevas sanciones de EE.UU.

Como respuesta a nuevas presiones de países extranjeros, el gobierno venezolano expulsó al embajador alemán, Daniel Kriener, por su respaldo al líder opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente encargado. Anunciada la expulsión, Estados Unidos amenazó con nuevas sanciones económicas para asfixiar al presidente Nicolás Maduro.

El Gobierno de Donald Trump revocó 77 visas de venezolanos allegados a Maduro y advirtió «a las instituciones financieras extranjeras que enfrentarán sanciones» si facilitan «transacciones ilegítimas que beneficien» al régimen del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). El anuncio lo hizo el vicepresidente estadounidense, Mike Pence.

Antes, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, había dicho que la crisis política, económica y social en Venezuela fue «exacerbada por las sanciones» internacionales.

Intentado contrarrestar la arremetida internacional, el gobierno de Venezuela declaró al embajador Daniel Kriener persona «non grata» y le ordenó abandonar el país en 48 horas debido a sus «recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos». «Esta es una decisión incomprensible que agrava la situación y no contribuye a la distensión. Nuestro apoyo, el apoyo de Europa, para Juan Guaidó permanece intacto», aseguró el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Heiko Maas.

Hasta ahora la decisión sólo afecta al embajador alemán, pese a que también estuvieron en el aeropuerto los representantes de Francia, Canadá, Holanda, Portugal, Rumanía, España, Argentina, Brasil, Chile, Perú, Ecuador y Estados Unidos.