Venezuela al rojo vivo: jornada de marchas a favor y en contra de Guaidó

Hoy se espera otro día conflictivo de marchas y contramarchas en Venezuela por la convocatoria del autoinvestido presidente interino Juan Guaidó a una movilización para exigir la entrada de la ayuda humanitaria de Estados Unidos. El presidente del Parlamento hizo el llamado a las protestas en todo el país en el marco del Día de la Juventud «para enviarle un mensaje» a las Fuerzas Armadas. El presidente Nicolás Maduro, por su parte, adelantó que a quienes “salgan a ejercer la violencia” les «llegará» la «Justicia».

Guaidó aprovechó la semana pasada el reconocimiento de las principales naciones europeas, alineadas con Estados Unidos, para pedirle nuevamente a las fuerzas armadas que desconozcan al gobierno de Maduro. «Soldados y soldadas seguimos esperando por ustedes», dijo al momento de anunciar la movilización, cuya fecha confirmó luego por Twitter.

La marcha, que comenzará a las 10 de la mañana, exige “el cese de la usurpación”. “Nos vemos nuevamente en las calles el Día de la Juventud para enviarle un mensaje a nuestra Fuerza Armada. Nos movilizaremos en todo el país para lograr la entrada de la ayuda humanitaria que permita atender la crisis. VamosBienvzla”, escribió Guaidó. Allí compartió también los puntos de salida y el lugar específico en que comenzará la concentración.

De acuerdo a Guaidó, la protesta se hará «en todos los rincones» de Venezuela y agregó que en su ruta planteada para lograr un gobierno de transición no descarta una movilización popular hacia cualquier sitio del centro y oeste de Caracas, considerados tradicionalmente bastiones del chavismo y donde se encuentran las sedes de los poderes públicos.

La marcha opositora se realiza en el marco de los cruces por la ayuda humanitaria pedida por el presidente de la Asamblea a Estados Unidos y calificada por Maduro como “injerencista”. Ayer, un sector de la oposición reclamó al Parlamento autorizar la entrada al país de una “fuerza multinacional” para garantizar la llegada de los insumos enviados. En tanto que el Comité Internacional de la Cruz Roja en Colombia aclaró que el organismo no será parte de un operativo que no representa para ellos una “ayuda” y pidió que “haya un respeto para el término humanitario”.

El dirigente de Voluntad Popular informó que el primer centro de acopio ya se instaló el fin de semana en Cúcuta, Colombia. «La organización y movilización de todos será clave para que ingrese la ayuda y lograr el cese de la usurpación», expresó el lunes el presidente de la Asamblea Nacional en la antesala de la marcha, quien precisó que casi 100.000 voluntarios se inscribieron para colaborar en el proceso de asistencia.

El gobierno de Venezuela distribuye mientras tanto medicinas y alimentos en una zona fronteriza con Colombia. Medicamentos como analgésicos, antibióticos y antiinflamatorios, muchos en aguda escasez, eran repartidos gratuitamente esta mañana en toldos blancos que protegían del sol a decenas de pacientes que hacían fila.

«Acá sí hay ayuda para la gente», asegurío Libio Rodríguez, quien expresó su apoyo al gobierno de Maduro, al considerar que los cargamentos de comida y medicinas enviados por Estados Unidos a Cúcuta por pedido de Guaidó no son más que un pretexto para una intervención militar.»Estamos en contra de los gringos que nos quieren robar el país», agregó el hombre de 66 años.

El viernes pasado, Guaidó amenazó con armar una red de voluntarios que irá a las fronteras para abrir ese «canal humanitario». «Si se atreven a seguir bloqueando caminos, a seguir obstaculizando la vida de los venezolanos, entonces todos estos voluntarios iremos a abrir el canal humanitario en su momento», dijo en un acto político que se celebró en la Universidad Central de Venezuela (UCV), en Caracas.

En tanto que Maduro cuestionó la convocatoria a la movilización. En su opinión, desde que el pasado 23 de enero, cuando Juan Guaidó, anunció que se adjudicaba la Presidencia interina, se puso en marcha «un guión mal preparado» que quería establecer «una matriz (de opinión) en el mundo».»Un grupito de delincuentes fue contratado, están todos presos (…) les pagaban 100 dólares por día y el pueblo los rechazaba», dijo Maduro en una rueda de prensa en el palacio presidencial.