Uruguay ya tiene su Ley Integral Trans

El Congreso uruguayo sancionó la Ley Integral para Personas Trans, que consagra el derecho de las personas transgénero, una demanda histórica de la comunidad LGTBI de ese país. Con 62 votos afirmativos de un total de 88, la Cámara de Diputados ratificó la media sanción dispuesta por el Senado en una sesión extraordinaria tras 10 horas de sesión.La iniciativa pasó al Poder Ejecutivo para su promulgación.

Ya es ley la iniciativa que establece medidas de protección y reparación para este sector vulnerable de la población. El proyecto, que data de 2017 pero recién comenzó a discutirse en el Congreso este año, se votó en medio de un clima álgido con movilizaciones a favor y en contra. Esta ley tiene como objetivo asegurar que las personas transexuales vivan una vida libre de estigmatización y establece mecanismos, medidas y políticas integrales de prevención, atención, protección, promoción y reparación.

La ley habilita a los menores de edad a comenzar tratamientos de hormonización o a cambiarse de nombre sin el consentimientos de sus padres o tutores, mientras que sí exige el permiso de los responsables legales para realizar una intervención quirúrgica. Asimismo, dispone una pensión (de hasta $ 11.500) para las personas trans perseguidas por la dictadura.

Esta era una gran demanda de la comunidad LGBTI, cuya consigna en la Marcha de la Diversidad que se celebró el 28 de septiembre fue “ley trans ya”. En las antípodas, se realizaron también movilizaciones de organizaciones en contra que denunciaron que la iniciativa da a los trans supuestos “beneficios”.

Esa misma disputa se replicó en las 10 horas de sesión en la Cámara baja, con fuertes cruces entre los representantes del Frente Amplio, de donde provinieron la mayoría de los votos, y el Partido Nacional.