Uruguay detectó una nueva variante de coronavirus: qué se sabe de “P.6”

Científicos uruguayos anunciaron el hallazgo de la primera variante de coronavirus nativa. Se trata de P.6, una mutación que habría tenido un gral rol en la primera ola de casos que registró el país a fines de 2020. De acuerdo a los expertos, la cepa habría desaparecido en abril, con la llegada de la variante de Manaos. 

El estudio del Grupo de Trabajo Interinstitucional en Vigilancia Genómica, integrado por investigadores del Instituto Pasteur de Montevideo y de la Universidad de la República, reveló que P.6 apareció por primera vez en noviembre de 2020 y fue la predominante hasta marzo inclusive.

La P.6 —según la denominación otorgada por un comité científico internacional— debe su nombre a que deriva de la variante B.1.1.28, originada y ampliamente distribuida en Brasil durante 2020″, explicaron en un comunicado. Hasta ahora, la última muestra detectada con la variante uruguaya data del 26 de abril.

¿Puede ser más peligrosa?

“La variante uruguaya incluye dos mutaciones relevantes que están ubicadas en la proteína Spike, que podrían estar asociadas a un aumento de transmisibilidad. Una de las mutaciones también se ha detectado en otras variantes del mundo incrementando su frecuencia hacia fines de 2020, lo que respaldaría la idea de que le puede otorgar mayor capacidad de transmisión”, ampliaron los expertos.

Allí explicaron además que la variante se expandió en el país con mayor rapidez entre enero y febrero, por lo que creen que fue gran responsable del aumento de casos de covd-19 que se registró a partir de noviembre y diciembre. 

Desde diciembre de 2020, Uruguay vivió un fuerte crecimiento de casos de la coronavirus, que empeoró desde marzo con la llegada de la P1 brasileña. A partir de allí, los positivos y las muertes aumentaron de manera exponencial y no fue hasta junio cuando los números mejoraron, ayudados por la vacunación en un alto porcentaje de población.

¿Dónde surgió?

Los expertos estimaron que apareció alrededor del 9 de noviembre en Montevideo. De allí pasó a otros departamentos (provincias) dentro de Uruguay y también se llegaron a registrar casos en los Estados Unidos y España. 

Esta variante uruguaya representó el 26% de las muestras de casos positivos en diciembre, pero se elevó al 76% en febrero.

Los científicos de Montevideo también subrayaron que la “P.6 fue descubierta en retrospectiva, varios meses después de su aparición”, de ahí la importancia de la vigilancia en tiempo real, “que permite la identificación de nuevas variantes cerca del momento en que aparecen”.