Cambios en la Unasur

Latinoamérica y el Mundo 

El ex presidente colombiano Ernesto Samper será el nuevo Secretario General del bloque regional de la Unión de Naciones Suramericanas. Sus objetivos centrales serán el impulso al protagonismo político del organismo, como así también la conservación de la vocación de Sudamérica como región de paz. Su idea no es generar una Unasur anti OEA, aunque tampoco busca que se le parezca. 

 

portalvallenato.netNestor Marín- Prensa Latina (Cuba) 

Impulsar el protagonismo político de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) es uno de los retos que se ha propuesto el recién nombrado secretario general del bloque regional, Ernesto Samper.

Al menos así lo anunció el expresidente colombiano (1994-1998), cuarta figura política en ocupar ese cargo desde la creación de la Unasur en 2008, y quien la víspera adelantó en Quito los ejes principales en los que trabajará durante sus dos años de mandato.

El objetivo será mantener la vocación de Suramérica como una región de paz en el mundo, aseveró Samper.

En ese sentido se limitó a recordar que pese a la democracia imperante en los 12 países miembros del bloque, todavía existen amenazas como el tráfico de drogas, armas y órganos, además del terrorismo y la inseguridad ciudadana.

También se mostró esperanzado en poder reunirse con el presidente Nicolás Maduro la semana próxima en Caracas, para abordar la forma en que se podría reactivar el diálogo político entre el gobierno y la oposición venezolana.

En opinión de Samper, esas conversaciones, que iniciaron en marzo pasado bajo los auspicios de los cancilleres de Colombia, Ecuador y Brasil, no están rotas, sino congeladas.

El flamante Secretario General también negó que el bloque integrado por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela pretenda reemplazar a la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Impulsar el protagonismo político de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) es uno de los retos que se ha propuesto el recién nombrado secretario general del bloque regional, Ernesto Samper”

Unasur no es la antiOEA, pero tampoco se quiere parecer a la OEA, aclaró Samper, quien abogó por “desideologizar” las relaciones regionales.

Para nadie es un misterio que en la región existen dos visiones ideológicas, pero se puede vivir perfectamente sin necesidad de abrir una especie de batalla ideológica que no tiene ningún sentido, afirmó el expresidente.

Samper adelantó también que pondrá énfasis en las agendas social y económica de la Unasur, sobre todo con el objetivo de combatir las desigualdades y otorgarle valor agregado a los productos exportables.

Aunque ya Suramérica no es la región más pobre del planeta, sí es la más desigual, aseveró el colombiano, quien mencionó la integración energética, la conectividad y el desarrollo de las ciencias y la tecnología como los sectores económicos en los que concentrará su labor.

Al respecto se pronunció por crear un sistema financiero de la Unasur que costee las obras de infraestructura que se necesitan en la región, y dijo que en ese empeño podrían participar el Banco del Sur y la Corporación Andina de Fomento, entre otras instituciones.

La creación de un tribunal penal regional que lidie con los delitos transnacionales será otra de las iniciativas que apoyará Samper, quien después que asuma oficialmente el cargo la semana próxima en Caracas, emprenderá su primera gira regional, con paradas en Argentina, Chile y Uruguay.

En el plano cultural, se pronunció por impulsar un proyecto de recuperación del Camino del Inca, un sistema vial de más de cinco mil kilómetros que recorre los países de la Unasur, y que recientemente fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

Samper reemplaza al venezolano Alí Rodríguez, a quien a su vez antecedieron la excanciller colombiana María Emma Mejía y el fallecido expresidente argentino Néstor Kirchner.

 

Leer el artículo aquí