Una reunión de “seguimiento” de la crisis migratoria

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se reunió en Tegucigalpa con su par de Guatemala, Jimmy Morales, para analizar la crisis migratoria que incluye a miles de centroamericanos, la mayoría hondureños, en caravana hacia Estados Unidos. Los dos presidentes convocaron a la reunión para dar “seguimiento” al encuentro celebrado el pasado 20 de octubre en Guatemala, en el que presentaron un plan de “retorno seguro” para solucionar la “tragedia” migratoria que se vive con el fenómeno de las caravanas de migrantes.

Una primera caravana, con al menos unas 3.000 personas, salió de San Pedro Sula (Honduras) el 13 de octubre. Luego se sumaron dos más con ciudadanos no sólo de ese país sino también de El Salvador y Guatemala.

Este domingo miles de migrantes centroamericanos dispersos en grupos en el estado mexicano de Veracruz se dirigían a pie o en todo tipo de vehículos al estado de Puebla, como escala previa a su llegada a Ciudad de México.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó con dureza a los gobierno de Centroamérica por no impedir la salida de sus ciudadanos y anunció el despliegue de miles de militares en la frontera con México para evitar la entrada de los migrantes.

Trump también dijo también que reducirá “sustancialmente” la cooperación a Honduras, El Salvador y Guatemala, y que quiere poner fin al derecho a la ciudadanía para los nacidos en su país, en línea con sus políticas antiinmigratorias.