Una paz más real

Colombia

Por primera vez, víctimas de la violencia se sentaron frente a guerrilleros de las FARC y ambas partes se escucharon. Así, las negociaciones entre el gobierno y ese grupo armado, en las que ya hubo tres acuerdos, entraron en una fase en la que la paz pareció más tangible y más real. Las primeras conversaciones fueron duras y movilizantes, según el relato de sus protagonistas.

media.zenfs.com

Laura Ardilla Arieta y Natalia Arenas – La Silla Vacía (Colombia)

Es posible que el sábado pasado, cuando por primera vez en la historia del largo conflicto colombiano un grupo de víctimas se reunió con representantes del Estado y de las Farc, muchos en el país hayan sentido más que ningún otro día los avances del proceso de paz entre esa guerrilla y el Gobierno.

No se anunciaron los acuerdos en ningún punto, no se dieron la mano los integrantes de las dos delegaciones que conversan, pero en cambio voces desde todas las orillas que han padecido el conflicto llegaron hasta La Habana -sede de los diálogos- y la paz pasó de discutirse sobre papeles a verse más real con la presencia de quienes han padecido la guerra.

En el encuentro de este fin de semana en La Habana hubo momentos donde el protocolo cedió ante la informalidad para permitir acercamientos entre víctimas y victimarios y que fueron determinantes para explicar el sentimiento de esperanza con el que los 12 viajeros regresaron al país.

“Voces desde todas las orillas que han padecido el conflicto llegaron hasta La Habana -sede de los diálogos- y la paz pasó de discutirse sobre papeles a verse más real con la presencia de quienes han padecido la guerra”

Por un lado, el acercamiento entre Iván Márquez y Constanza Turbay (cuya familia fue asesinada por las Farc en el Caquetá) cuando el guerrillero le pidió perdón en un gesto que ella misma valoró como “más sincero que mecánico”.

Los doce representantes de las víctimas y los del Gobierno y las Farc fueron testigos de aquel encuentro porque ocurrió en el receso, cuando quedaron todos juntos en una pequeña sala donde les tenían listos un pastel y un café de medias nueves. “No había donde esconderse”, le dijo una de las viajeras a La Silla.

Después hubo otro momento similar cuando María Eugenia Cruz, líder de víctimas de violencia sexual contó su historia. Aunque ya había preparado sus palabras y las tenía escritas en un papel, no fue suficiente. Antes de empezar a hablar se le cortó la voz. “Me temblaban las manos. Fue muy duro”, recuerda.

Sin embargo, logró terminar su intervención y al final el evento, una guerrillera se le acercó. “Me dijo que se le había hecho un nudo en la garganta cuando oyó mi historia”, recuerda. María Eugenia, que ha trabajado con víctimas que han padecido lo mismo que ella, sabe que la violación es recurrente entre las filas de la guerrilla y aunque la guerrillera no le dijo explícitamente, sintió que se pudo haber sentido identificada con su relato.

EFE – Semana (Colombia)

El primer cara a cara entre víctimas y los negociadores del Gobierno de Juan Manuel Santos y de la guerrilla de las FARC se inició sobre las 9:00 hora local en un ambiente “muy respetuoso”, dijeron las fuentes consultadas.

La primera delegación de víctimas que participa en la mesa de negociaciones de La Habana está formada por doce personas -ocho mujeres y cuatro hombres- de las que cinco son víctimas de las FARC, cuatro del Estado, dos de paramilitares y una de varios actores armados.

La reunión se celebra a puerta cerrada en el salón de protocolo del exclusivo recinto de “El Laguito” y comenzó con intervenciones del jefe de los negociadores del Gobierno colombiano, Humberto de la Calle, y del líder de la delegación de paz de las FARC y número dos de la guerrilla, “Iván Márquez”.

A continuación, los negociadores escucharán el testimonio de cada una de las víctimas que participan en la reunión y que esta tarde, tras finalizar la sesión, comparecerán en conferencia de prensa.

“Tras haber alcanzado acuerdos parciales en los tres primeros puntos de la agenda que rige el proceso, el pasado 12 de agosto gobierno y guerrilla iniciaron la discusión del debate sobre las víctimas del conflicto”

En ese encuentro también están presentes representantes de la ONU y de la Universidad Nacional de Colombia, organismos encargados de seleccionar a las víctimas que participarán de forma directa en la mesa de conversaciones de La Habana.

Tras haber alcanzado acuerdos parciales en los tres primeros puntos de la agenda que rige el proceso (cuestión agraria, participación política y drogas y narcotráfico), el pasado 12 de agosto gobierno y guerrilla iniciaron la discusión del debate sobre las víctimas del conflicto.

Los cincuenta años de confrontación armada en Colombia han dejado 6,5 millones de víctimas, entre ellas 5,7 millones de desplazados, 220.000 muertos, 25.000 desaparecidos y 27.000 secuestrados, según datos del Centro de Memoria Histórica de Colombia.

El grupo de afectados que participa hoy en la mesa de negociación de La Habana es el primero de cinco que acudirán a Cuba en próximos ciclos de conversaciones.

 

Leer artículo completo de La Silla Vacía aquí

Leer artículo de La Semana aquí