Una “nube del Sahara” sobre Centroamérica y el Caribe

Varios países emitieron alertas por la llegada de una enorme masa de polvo del desierto del Sahara. La nube cruzó el Atlántico desde la costa occidental africana y ya afectó a Venezuela, Cuba Puerto Rico, Barbados y Honduras. Podría llegar a México y Estados Unidos. Piden a las personas con problemas respiratorios que eviten salir de sus casas.

Las nubes son generadas por las tormentas de arena y polvo del desierto del Sahara y el Sahel. Avanzan en dirección oeste bajo el flujo de los vientos alisios hasta alcanzar el mar Caribe, el sudeste de Estados Unidos, México y Centroamérica.

El Instituto de Meteorología de Cuba afirmó que es una situación normal que suele ocurrir entre junio y agosto. Sería la razón por la que históricamente hay pocos ciclones tropicales en el Atlántico en ese período.

Las nubes llegan cargadas de material particulado altamente nocivo para la salud humana y contienen minerales como hierro, calcio, fósforo, silíceo y mercurio, junto con virus, bacterias, hongos, ácaros patógenos, estafilococos y contaminantes orgánicos.

La nube también afectó a Venezuela, especialmente en Caracas y en los estados Varga y Nueva Esparta, próximos al mar Caribe. El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología venezolano habría advertido el viernes que tenían en observación una densa capa de polvo del desierto de Sahara que se desplaza desde el Atlántico.

La Oficina Meteorológica de Barbados emitió para este lunes una advertencia para la población por la esperada presencia del polvo del Sahara sobre la isla y parte del Caribe Oriental. Además, se emitió una advertencia específica para embarcaciones, que se produce cuando la visibilidad es menor de 5 kilómetros, lo que afecta a la seguridad de la navegación.

En tanto, el Servicio Meteorológico de Trinidad y Tobago también se sumó a la alarma en la región y pidió a los grupos sensibles, como personas con asma y otras enfermedades respiratorias, que tomen las precauciones necesarias. El Ministerio de Salud alertó a la población de que el polvo del Sahara puede contener partículas que produzcan síntomas como tos seca, dolor de garganta, picazón, ojos llorosos, estornudos y secreción nasal.

La isla de Antigua es en estos momentos una de las áreas más afectadas por la nube, lo que provocó problemas de visibilidad en las cercanías del aeropuerto internacional V.C. Bird.

Por su parte, el Departamento de Salud de Puerto Rico hizo un aviso especial a las personas con asma y otras condiciones respiratorias a mantenerse atentas ante una inmensa nube de polvo del Sahara que arropará a toda la isla hasta viene entrada esta semana.

“Durante estos días estaremos recibiendo una inmensa nube de polvo del Sahara. Sus concentraciones aumentarán por las próximas horas, con su máximo, entre domingo y lunes”, advirtió a través de un comunicado Ibis Montalvo, gerente y coordinadora del Programa de Asma del Departamento de Salud puertorriqueño.

Honduras anunció que desde este lunes y durante toda la semana se sufrirán los efectos de la nube de polvo sahariano. La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) del país pronosticó concentraciones pequeñas del polvo, menores a 10 microgramos por metro cúbico, cantidad que “no será perceptible a simple vista”, sobre todo en la región oriental del país.

Según el Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceánicos y Sísmicos (Cenaos), a partir del jueves y hasta el sábado próximo se registrarán “concentraciones importantes de polvo de alrededor de 100 microgramos por metro cúbico”.