Una líder indígena representará por primera vez a Colombia ante la ONU

Una líder indígena y defensora de derechos humanos representará por primera vez a Colombia ante la ONU, anunció el presidente electo, Gustavo Petro. Se trata de la dirigente del pueblo Arhuaco Leonor Zalabata, defensora de los derechos humanos de los pueblos originarios que viven en la sierra colombiana. Zalabata participó en el proceso de paz y su nombramiento termina con la tradición de embajadores diplomáticos de carrera y miembros de la elite conservadora. 

“Leonor Zalabata Torres será nuestra embajadora ante la ONU en Nueva York”, anunció el presidente electo a través de sus redes sociales. 

Zalabata nació hace 58 años en el seno de esa comunidad indígena, que ancestralmente habita en la imponente Sierra Nevada de Santa Marta, en el Caribe colombiano. Hasta ahora solo diplomáticos de carrera o miembros de las élites conservadoras habían representado a Colombia ante la Organización de Naciones Unidas.

Odontóloga de profesión, la nueva diplomática es escritora, cronista y defensora de los derechos humanos de los aborígenes que viven en la sierra, codiciada por los grupos armados que operan en Colombia.

Zalabata participó en el proceso de paz que condujo al desarme de los rebeldes de las FARC en 2017.

Paz, justicia social y justicia ambiental

En conversación con Blu Radio, Zalabata celebró ser la primera indígena en representar a Colombia ante Naciones Unidas. Desde esa organización, dijo, defenderá tres “ejes fundamentales”: “la paz, la justicia social y la justicia ambiental”.

Son puntos “de interés de Colombia y siguen siendo intereses de la humanidad”, agregó, quien siempre usa el vestido típico de los arhuacos: una túnica blanca, larga y sin mangas.

Por su activismo a favor de los pueblos originarios y de la “Madre Tierra”, Zalabata recibió el premio Anna Lindhs por parte del gobierno sueco en 2007 y el Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos, en 2019. 

Petro asumirá el 7 de agosto, un mes después de ser elegido como el primer presidente progresista de Colombia con un fuerte apoyo de las comunidades indígenas y negras, históricamente subrepresentadas en la política. 

En los últimos días, el mandatario también nombró a otros dos aborígenes en la dirección de entidades estatales: la embera Patricia Tobón como directora de la Unidad de Víctimas y el nasa Giovani Yule como jefe de la Unidad de Restitución de Tierras.