Un intento para mantener la integridad regional

El gobierno boliviano le pidió a Colombia que reflexione sobre el anunciado retiro de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) en aras de preservar la integración regional.

“Más allá de las circunstancias que han llevado al gobierno de Colombia a adoptar esta decisión, estamos convencidos de que la integración suramericana trascenderá la coyuntura política, considerando que la integración es un proceso natural e irreversible, que responde a la necesidad de aunar esfuerzos para enfrentar los enormes desafíos globales de este mundo multipolar”, señalaron desde la cancillería de Bolivia.

El canciller colombiano, Carlos Holmes, anunció el viernes la “decisión política irreversible” de Bogotá de retirarse de la Unasur, en línea con el criterio del presidente Iván Duque, quien consideró que el bloque sudamericano se había “convertido en cómplice de la dictadura venezolana”.

En abril pasado, Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Perú y Paraguay suspendieron su participación en la Unasur, hasta la designación de un nuevo secretario general en reemplazo del colombiano Ernesto Samper, quien cesó en el cargo en enero de 2017.

La cancillería boliviana manifestó su predisposición “para encontrar las fórmulas y consensos necesarios que permitan asumir decisiones con una visión de futuro, lejos de la circunstancia o contingencia para contribuir a la verdadera integración que demandan nuestros pueblos”.