Un departamento de Bolivia aprobó el dióxido de cloro para tratar el coronavirus pese a las serias advertencias

La Asamblea Legislativa Departamental de Oruro aprobó una ley que autoriza el uso de dióxido de cloro (CDS) como un tratamiento alternativo para paliar el coronavirus en ese departamento. La norma entra en contradicción con las recomendaciones del gobierno nacional que prohibió el compuesto químico por carecer de estudios científicos que certifiquen su efectividad.

El Ministerio de Salud nacional advirtió en un comunicado que “los promotores de estos irregulares procedimientos serán procesados con todo el rigor de la ley por atentar a la salud pública de la población”.

La eficacia de esa sustancia ya fue puesta bajo fuerte polémica y cuestionamiento por especialistas de varios países de todo el mundo.

La norma local sólo autoriza la producción, distribución y el uso del CDS bajo supervisión y tratamiento médico y deberá ser promulgada por la Gobernación de Oruro, el órgano ejecutivo del gobierno departamental, en un tiempo máximo de 10 días.

Sin embargo, existen normas del Ejecutivo central presidido por Jeanine Añez que prohíben el uso del compuesto en el tratamiento contra el coronavirus, debido a que no existen estudios científicos que prueben beneficios contra la Covid-19.

Bolivia, que por primera vez en dos meses registró ayer menos de 1.000 contagios nuevos de coronavirus, sumaba desde el comienzo de la pandemia 101.223 casos confirmados y 4.123 muertes por la enfermedad, según el último balance oficial.