Un constituyente chileno fingió tener cáncer en la campaña para sumar votos

El arco político de Chile está consternado por el reprochable espectáculo que montó Rodrigo Rojas Vade, un miembro prominente de la Convención Constitucional que se hizo pasar por un paciente con leucemia para impulsar su popularidad y así conseguir más votos. El político reconoció su mentira después de las elecciones, aunque negó haber cometido un delito. La Fiscalía, sin embargo, abrió una investigación en su contra. 

“Quiero pedir disculpas a todas las personas que se han sentido traicionadas o engañadas por mi conducta, especialmente a quienes padecen cáncer, a organizaciones de pacientes y sus familias”, dijo esta semana Rojas Vade en una declaración que publicó en sus redes sociales.

Con su mentira, ganó reconocimiento hasta resultar elegido miembro del órgano que redacta la nueva Carga Magna y busca dejar atrás la herencia del pinochetismo. Como parte de su actuación, llegó a decir que tenía una deuda de 35 mil dólares por el tratamiento contra el cáncer e inclusive basó buena parte de su plataforma política en su lucha contra la enfermedad. 

También participó en una marcha contra el gobierno de Sebastián Piñera con un cartel que decía  “no lucho contra el cáncer, lucho para pagar la quimio’’ y “no le temo al cáncer, menos a tu represión. En las redes sociales simulaba internaciones y tratamientos.

El hombre se convirtió así en un abanderadao de la lucha por una mejor salud pública para todos, una de las consignas más repetidas desde el estallido social. Eso le permitió ser electo como uno de los 155 constituyentes en las elecciones del 5-16 de mayo.

Rojas Vade renunció a la vicepresidencia de la convención el fin de semana, pero sigue siendo constituyente por ser un cargo “no renunciable”. 

La investigación en marcha

La presidenta de la convención, la académica mapuche Elisa Loncón, y el vicepresidente Jaime Bassa, declararon el miércoles ante los detectives que investigan el caso. 

La Fiscalía abrió el martes una investigación contra el asambleísta y ordenó a la policía ubicar y tomar declaración a Rojas Vade en calidad de imputado para determinar si cometió “hechos que pudieran revestir carácter de delito”.

“Aclararé los hechos, entregando todos los antecedentes que acreditan mi condición de salud y que demuestran que no he cometido ningún delito: mi enfermedad es real y el dinero que recibí en una actividad solidaria fue destinado a solventar deudas adquiridas por mi condición de salud”, expresó el constituyente.