Un bloque geoestratégico neoliberal

Latinoamérica

En su última cumbre, la Alianza del Pacífico ratificó su postulado: un área para la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, una plataforma de articulación económica y comercial. Para sus opositores, se trata de una invención de EEUU para convertirse en el mediador de la relación entre los países de la región con la vertiente del Pacífico y China. 

Bachelet, Santos, Peña Nieto y Humala durante la última reunión en Paracas, Perú. Foto: Archivo

Cira Rodríguez César* – Prensa Latina (Cuba)

Con la entrada en vigor del Acuerdo Marco de la Alianza del Pacífico (AP), ese bloque busca «incorporarse a la ola integracionista de la región» según sus integrantes, pero analistas la consideran una coalición geoestratégica de corte neoliberal bajo la hegemonía estadounidense.

Este Acuerdo Marco fue suscrito el 6 de junio de 2012 por los presidentes de Chile, Colombia, México y Perú, y tres años después se ponen práctica facilidades para desarrollar los servicios que actualmente representan 60 por ciento del comercio, mientras que el resto será un intercambio de manufactura.

De esa cantidad, más del 70 por ciento estará relacionado con la industria del turismo y alimentos.

A partir de este momento se eliminarán fronteras comerciales entre los cuatro países, en donde 92 por ciento de los productos quedará en cero arancel y el otro ocho por ciento tendrá un tratamiento diferenciado. Además, habrá una apertura en la movilidad de recursos humanos, complementación de bolsas de valores y proyectos adicionales para homologar algunas prácticas en tratamiento tributario, educativo y logístico a fin de que el comercio sea más dinámico.

» Ese bloque busca ‘incorporarse a la ola integracionista de la región’ según sus integrantes, pero analistas la consideran una coalición geoestratégica de corte neoliberal bajo la hegemonía estadounidense «

Según su postulado, el objetivo de la AP es lograr un área basada en la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, así como una plataforma de articulación económica y comercial y de proyección al mundo, con especial énfasis al Asia-Pacífico.

En la Cumbre Presidencial de Paracas, Perú, celebrada del 1 al 3 de julio, los cuatro países reafirmaron su pleno apego a los principios consagrados en el Acuerdo Marco.

Pero aún falta que los congresos de los países aprueben los convenios específicos en el tema educativo, esquemas de apoyo a pequeñas y medianas empresas, creación de la zona de libre comercio, entre otros aspectos.

Se espera que a comienzos de 2016 se inicie la operación de la nueva estructura arancelaria, en tanto restaría concretar la adhesión de los países observadores, ya que existen 32 y 10 solicitudes en camino, es decir hay 42 economías interesadas en formar parte del bloque.

Rechazo a esta alianza 

Sin embargo, no pocas voces rechazan esta Alianza al considerarla un bloque político bajo apariencia comercial, o simplemente un grupo de gobiernos neoliberales que defiende el libre comercio, como lo calificó el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

Con la Alianza del Pacífico es muy difícil señalar integración, recalcó Correa, quien al compararla con el Mercado Común del Sur (Mercosur), formado por Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Venezuela, y con Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú y Surinam como miembros asociados, dijo que este se basa más en la coordinación y la protección de las economías.

Asimismo, ha reiterado en varias ocasiones que su país no irá a esta alianza por considerar que se trata de un «mecanismo de libre mercado».

Según dijo el Jefe de Estado, sería poco menos que «suicida» incorporarse a este tipo de alianzas, porque eso implicaría perder la política comercial y los instrumentos para equilibrar el sector externo.

» El mercado competitivo es su esencia moral e ideológica, dejando de lado otros temas de integración como puede ser la interculturalidad o la complementariedad promovida por el ALBA, por lo que subrayan que la AP se inspira en una ideología del norte, el neoliberalismo «

Similar postura frente a ese bloque tiene el presidente de Bolivia, Evo Morales, al alertar que la Alianza del Pacífico esconde pretensiones imperiales y busca acabar con la unión latinoamericana y caribeña, conformada con organizaciones como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) o el Mercosur.

El acta constitutiva de la AP plantea privatizar los servicios básicos, el libre comercio nuevamente, comentó el mandatario boliviano recientemente.

Para el periodista y analista peruano Carlos Bedoya, el valor de esa agrupación más que económica o comercial, es geoestratégica, al constituir en la práctica un área de libre comercio bajo hegemonía norteamericana a lo largo de toda la costa del Pacífico, con excepción de Ecuador.

Otros expertos consideran que el mercado competitivo es su esencia moral e ideológica, dejando de lado otros temas de integración como puede ser la interculturalidad o la complementariedad promovida por el ALBA, por lo que subrayan que la AP se inspira en una ideología del norte, el neoliberalismo.

También el sociólogo argentino Atilio Borón afirma que «la Alianza del Pacífico es una invención norteamericana para convertirse en el mediador de la relación entre los países de América Latina de la vertiente del Pacífico y China».

 

*Jefa de la Redacción de Economía de Prensa Latina.

 

Leer artículo aquí