Un alud en Quito arrasó una cancha y dejó 11 muertos y decenas de heridos

Un alud provocado por la lluvia más fuerte de las dos últimas décadas en Quito provocó al menos once muertos y 32 heridos tras arrasar una cancha deportiva, indicaron autoridades. “Hasta el momento hay once fallecidos, 15 heridos y tenemos ocho estructuras colapsadas”, dijo el alcalde de la capital ecuatoriana, Santiago Guarderas.

El municipio precisó luego en un comunicado que “se registran también 32 heridos” y que familias damnificadas fueron ubicadas en ocho albergues.

Acompañado de autoridades como el vicepresidente ecuatoriano Alfredo Borrero, Guarderas explicó que la lluvia torrencial sobrepasó la capacidad de una estructura de captación de agua ubicada en una ladera y derivó en una correntada que “chocó contra una cancha” en la que varias personas se encontraban practicando deporte.

El Servicio Integrado de Seguridad ECU911 reportó en principio un saldo de “15 heridos y 6 fallecidos”, de acuerdo al puesto de comando activado ante la emergencia.

El aluvión, que se originó en las faldas del volcán Pichincha, afectó al sector de La Gasca, en el costado noroccidental de la capital de Ecuador, que viene soportando fuertes lluvias.

Corrientes de agua, lodo y piedras descendieron por la empinada avenida La Gasca, atrapando vehículos e inundando casas y calles, según imágenes divulgadas a la prensa por el ECU911.

Lluvia récord

Guarderas precisó que la lluvia del sábado fue de 3,5 litros por m2 y la de este lunes de 75 litros por m2, cuando se pronosticaba de dos litros por m2. Es “una cifra récord, que no la habíamos tenido desde el año 2003”, añadió.

La zona de la emergencia además sufrió la interrupción del servicio eléctrico por la caída de postes.

El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos informó a su vez que el ministerio de Salud “atiende y traslada a los heridos en 25 ambulancias a diferentes casas de salud”, mientras que el municipio quiteño “moviliza maquinaria para limpieza de vías”.

Unos 60 militares también fueron movilizados para apoyar labores de búsqueda y rescate a cargo de bomberos y policías, que en la noche removían escombros acumulados tras el aluvión.

Debido a efectos de la actual época lluviosa en Ecuador, que desde octubre pasado golpea a 22 de las 24 provincias, se registraban hasta el domingo 18 fallecidos y 24 heridos, así como casi 2.800 afectados y unos 200 damnificados, de acuerdo con el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos.