Un acuerdo comercial que no es libre

Ecuador

El acuerdo alcanzado con la UE fue, según expresó el presidente Rafael Correa, necesario para no arriesgar millones de dólares y puestos de trabajo, pero aseguró también que el país pudo poner frenos en el proceso de negociación para evitar el libre comercio que se le impuso a Colombia y Perú. El banano tendrá un régimen especial y aún quedan aspectos por definir.

El Diairo

Redacción – El Telégrafo (Ecuador)

Luego de 7 meses y 4 rondas de negociaciones, Ecuador cerró el miércoles un acuerdo comercial multipartes con la Unión Europea (UE) en Bruselas, Bélgica. Luego del anuncio, el presidente Rafael Correa, quien se encontraba en Brasilia para una reunión del cuarteto de la CELAC con China, calificó la negociación de “bastante buena”.

“De no cerrar el acuerdo, básicamente el banano, flores o el atún podían perder mucha competitividad y Europa es nuestro principal mercado no petrolero.  Se arriesgaban centenas de millones de dólares y puestos de trabajo, lo cual nos presionó a negociar el acuerdo, pero establecimos líneas rojas que no estábamos dispuestos a pasar y no hemos traspasado”, expresó Correa.

El ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, explicó que el “paquete” negociado con ese bloque cumple con 4 aspectos fundamentales: potenciar las oportunidades del país, reducir a una mínima expresión los riesgos, permitir el desarrollo del modelo económico e incluir las herramientas para salvaguardar los intereses de los sectores más sensibles.

De manera preliminar, Rivadeneira explicó que una vez en vigencia -posiblemente  en el segundo semestre de 2016- la oferta exportable agrícola, agroindustrial y de los productos que resulten del cambio de matriz productiva, tendrán acceso inmediato y sin aranceles al mercado europeo.

El banano contará con un régimen especial, similar al que tiene Colombia desde 2013. “Hemos logrado un cronograma de desgravación relacionado al volumen del banano que pueda entrar al mercado europeo”, señaló.

«Se arriesgaban centenas de millones de dólares y puestos de trabajo, lo cual nos presionó a negociar el acuerdo, pero establecimos líneas rojas que no estábamos dispuestos a pasar y no hemos traspasado»

El Ministro destacó que el acuerdo “está hecho a la medida”, y que no es igual al logrado en 2010 por Colombia y Perú. Ahora el equipo negociador debe buscar las herramientas legales para conservar los beneficios del Sistema General de Preferencias (GSP Plus), pues vencerá unilateralmente el 31 de diciembre y 6.500 productos deberán pagar aranceles. El acuerdo con la UE será ratificado por el Parlamento europeo antes de entrar en vigencia.

Empresas de UE interesadas en grandes compras

El tema de compras públicas se mantuvo como uno de los más sensibles hasta el final de las negociaciones, debido a su trascendencia en el desarrollo y su impacto en las empresas nacionales, sobre todo en las pequeñas empresas y aquellas de  la Economía Popular y Solidaria. El ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, señaló que Europa es un importante participante de los procesos de compras públicas porque cuenta con bienes tecnológicos que se requieren localmente.

El secretario de Estado señaló que, en términos generales, a las empresas europeas les interesa participar en los grandes contratos y en aquellos procesos que no pueden ser satisfechos por la industria local, con lo que descartó un posible perjuicio para el país.

Según datos de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades), hasta junio de este año el valor adjudicado en compras públicas asciende a $ 4.216’600.890,27.

Mientras que en el tema de Propiedad Intelectual, Rivadeneira señaló que la preocupación de la UE se centraba en que Ecuador cumpla con los acuerdos internacionales en esta materia a nivel de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

«El paquete negociado con ese bloque cumple con 4 aspectos fundamentales: potenciar las oportunidades del país, reducir a una mínima expresión los riesgos, permitir el desarrollo del modelo económico e incluir las herramientas para salvaguardar los intereses de los sectores más sensibles»

Los sectores como el farmacéutico se oponían al acuerdo bajo ciertas condiciones, como la protección de datos de prueba por 5 años, lo que extendía la patente de un medicamento a 25.

El arancel para la caja del banano se reducirá

Uno de los sectores que se verá beneficiado directamente con el acuerdo comercial entre Ecuador y la Unión Europea es el del banano. La fruta tendría las mismas preferencias arancelarias que Colombia, país productor que en 2011 firmó un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Europa.

Actualmente el banano ecuatoriano paga 60 centavos de arancel por caja. “Nosotros somos los principales abastecedores de la Unión Europea, el principal mercado a donde iban casi 80 millones de cajas”, dijo el presidente de la Asociación de Exportadores de Banano.

Según el productor, el sector decreció un 3% por los aranceles. El año pasado se enviaron 70 millones de cajas que son cerca de $ 600 millones. “Estamos seguros de que este año con esta noticia y el próximo no solo recuperaremos ese decrecimiento del 3%, sino que creceremos”, sostuvo Eduardo Ledesma.

Según consta en el texto del acuerdo firmado entre Colombia y la UE en 2011, sobre el sector bananero se determina que: … El arancel actual de € 176 se reducirá cada año desde € 148 hasta llegar a € 75 en el 2020.

«A las empresas europeas les interesa participar en los grandes contratos y en aquellos procesos que no pueden ser satisfechos por la industria local, con lo que descartó un posible perjuicio para el país» 

Los países que no tengan acuerdo comercial con la Unión Europea solo verán el arancel reducido hasta € 114 en el marco del acuerdo en la OMC.

Ledesma indicó que Colombia en 2015 pagaría de arancel € 1,87 por caja, mientras que el banano ecuatoriano sin el acuerdo pagaría € 2,50 por caja.

 

Leer artículo completo aquí