Tupac Katari al espacio

«Un hito para el avance tecnológico» de Bolivia. Así definió el diario La Razón al lanzamiento, desde la base china de Xichang, al espacio de un satélite boliviano que lleva el nombre del indígena aimara que lideró rebeliones contra el Imperio Español en el Alto Perú. La expectativa en el país fue enorme y el presidente Evo Morales viajó a Pekín para presenciar el hecho.

«Si todo marcha bien, el satélite empezará a operar en marzo del próximo año y, según las autoridades de gobierno, contribuirá a mejorar la cobertura de los servicios de telefonía celular e internet, especialmente en las zonas alejadas de los centros urbanos (rurales y periurbanas), regiones tradicionalmente olvidadas por las empresas privadas por su escasa o nula rentabilidad», explica La Razón en su editorial.
«En las ciudades su impacto será menor, pues los costos que ofrecerá a las operadoras privadas no serán mucho menores a los que hoy tienen que pagar para alquilar espacios en satélites de otros países. Esto para recuperar el dinero invertido (aproximadamente $us 300 millones)», sostiene.
Y explica que también hay que tomar en cuenta que el Estado está aprovechando el conocimiento y la tecnología desarrollada en China en este ámbito de la tecnología, ya que el satélite será manejado por profesionales bolivianos que han sido capacitados en el país asiático, y ése sin duda será uno de sus mayores beneficios, tanto más importante, por cuanto se trata de un primer paso para la adquisición y aprovechamiento de la tecnología satelital en favor de todos los bolivianos».
El mandatario aseveró «por fin el pueblo boliviano será liberado de la incomunicación».
Bolivia es el octavo país sudamericano en lanzarse a la tecnología satelital, detrás de Brasil, Argentina, Chile, Venezuela, Ecuador, Perú y Uruguay -cuyo satélite saldrá hacia el espacio el año próximo- . Paraguay aún desarrolla su programa.

Leer artículo aquí