Trump y López Obrador al teléfono: analizaron medidas para los migrantes

Con el conflicto migrante como marco, el flamante presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador se comunicó telefónicamente con su par estadounidense Donald Trump para analizar la posibilidad de aplicar un “programa conjunto” entre ambos países. En el primer diálogo entre ambos mandatarios, acordaron implementar un programa, al que se destinarán 5.000 millones de dólares, para crear empleos en Centroamérica y en México y desestimular las migraciones.

«Fue muy buena la conversación, amistosa y respetuosa. Y hablamos del tema migratorio y de la posibilidad de lograr un acuerdo de inversión para apoyar proyectos productivos y de lograr un acuerdo de inversión», señaló hoy el líder de Morena en una conferencia de prensa. Explicó que este plan productivo, que ya está contemplado en el presupuesto de 2019, debería reactivar el mercado laboral en Centroamérica y en México, a fin de que la gente no tenga «necesidad de migrar».

Sería «un acuerdo conjunto de inversión, que incluiría a empresas, y desde luego a los Gobiernos», apuntó el gobernante. Según adelantó Tonatiuh Guillén López, titular del Instituto Nacional de Migración (INM), México ampliará a Honduras y El Salvador los acuerdos que ya tiene con Guatemala, y que permiten a los ciudadanos del vecino país del sur trabajar en los estados fronterizos.

“La propuesta del gobierno consiste en abrir esta práctica que ya tenemos de mercado laboral hacia Honduras y El Salvador. Es un planteamiento que está en diseño, pero no es que se declaren puertas abiertas, o santuarios, sino se reconocen procesos y se atacan procesos”, señaló Guillén durante una conferencia de prensa.

México repartirá además miles de tarjetas de «visitante por razones humanitarias» a integrantes de la caravana migrante estacionada en la frontera con Estados Unidos y tramitará sus solicitudes de refugio que se suman a una extensa lista de rezagos.

«Cerca de 600 son las que se han entregado y estamos en el camino para que en esta semana logremos cerrar las 2.500 que nos han solicitado», indicó en conferencia de prensa, Andrés Ramírez, titular de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), en referencia a las tarjetas de visitante que tienen un año de vigencia. Con ese documento, los migrantes podrán transitar por territorio mexicano y acceder a servicios públicos y de empleo.

Mientras tanto, desde Washington, el secretario de Estado, Mike Pompeo, ponderó la actuación en materia migratoria del gobierno mexicano y recalcó que el diálogo entre Trump y AMLO fue “estupendo”. “Nosotros debemos controlar esa frontera, que es nuestra, y ellos también, porque es suya. Estamos encantados de apoyarlos, de intentar hacer lo que podamos para ayudarlos”, señaló Pompeo.

Trump, quien se caracteriza por sus políticas punitivistas contra los migrantes, insistió en la construcción del muro con México y desde su cuenta de Twitter afirmó que las obras están siendo financiadas por el país latinoamericano. «He dicho varias veces, ‘De una forma u otra, México va a pagar por el muro’. Esto nunca cambió. (…) Solo por el dinero que ahorramos, MÉXICO ESTÁ PAGANDO POR EL MURO», escribió Trump.