Trump sobre la foto que conmovió al mundo: “con el muro se habrían salvado”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el hombre y su pequeña hija ahogados en el río Bravo cuando intentaban cruzar la frontera sur del país desde México seguirían vivos si el muro que el mandatario planea terminar de levantar estaría construido. Las declaraciones fueron fuertemente repudiadas.

«Con un muro levantado, cosa que tendríamos que haber hecho por las malas, ese padre y su hermosa hija se habrían salvado. Habrían pensado que era demasiado difícil entrar aquí y no se habrían atrevido. Habríamos salvado muchas vidas», declaró Trump durante la conferencia de prensa al final de la cumbre del G20 en la ciudad japonesa de Osaka.

Estas declaraciones se produjeron tras la publicación de una dramática imagen con los cuerpos sin vida del salvadoreño Óscar Alberto Martínez Ramírez y su hija de casi dos años, boca abajo, a la orilla del río.

Las muertes de padre e hija siguieron al hallazgo de los cadáveres de otra mujer inmigrante y tres niños en un páramo cerca de esta localidad, en el sur de Texas, dentro de un trayecto empleado habitualmente por los traficantes de personas.

Oscar tenía 25 años y Valeria, su hija, tan sólo 1 y 11 meses. Murieron ahogados mientras intentaban cruzar el río Bravo para llegar a Estados Unidos. Eran de El Salvador y soñaban con encontrar un futuro mejor del otro lado de la frontera. Los cuerpos del hombre y la niña fueron encontrados cerca de la ciudad mexicana de Matamoros, a pocos kilómetros del puente internacional que une esa ciudad con Brownsville, en Texas.

Tania Vanessa Ávalos -esposa y madre de los fallecidos que logró ser rescatada- contó que la corriente se llevó primero a la niña y que el padre salió atrás de ella para poder agarrarla. Ambos fueron arrastrados por el agua y desaparecieron.