Donald Trump envía “soldados armados” a la frontera con México

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que está enviando «soldados armados» a la frontera con México, tras un incidente en el que uniformados de ese país apuntaron y desarmaron a tropas estadounidenses porque pensaron que estaban del lado mexicano. La medida refuerza la política antimigratoria desplegada por Trump. «¡Más vale que no vuelva a ocurrir!”, advirtió al estado mexicano.

«Soldados de México recientemente desarmaron a nuestros Soldados de la Guardia Nacional, probablemente como una táctica de desviación para los traficantes de droga en la frontera. ¡Más vale que no vuelva a ocurrir! Ahora estamos enviando SOLDADOS ARMADOS a la frontera», escribió el mandatario en un tuit.

Vía Twitter, como suele hacerlo el presidente estadounidense, Trump se quejó también de que México no está haciendo lo «suficiente» para detener a los inmigrantes que siguen llegando a la frontera para cruzar a Estados Unidos de manera clandestina.

El conflicto entre los ejércitos de ambos países comenzó el lunes pasado, cuando un grupo de soldados mexicanos interrogaron a dos soldados estadounidenses que realizaban una operación en un vehículo sin la identificación de la Patrulla de Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés), lo que prestó a confusiones.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, prometió que su gobierno analizará el hecho. «Vamos a analizar este incidente, vamos a tomar en cuenta lo que él está señalando y se va a actuar de conformidad con la ley en el marco de nuestra soberanía», respondió López Obrador, que evitó entrar en una discusión en el tono planteado por Trump.

«Nosotros no vamos a caer en ninguna provocación. Lo más importante es decirle (a Trump) que no vamos a pelearnos con el gobierno de Estados Unidos, lo más importante es decir que queremos una relación de respeto mutuo y de cooperación para el desarrollo», declaró.

El incidente ocurrió cerca de la localidad de Clint en Texas, próxima al Río Grande, que demarca el límite entre ambos países.

«Una investigación del CBP y del Departamento de Defensa reveló que los militares mexicanos pensaban que los soldados estadounidenses estaban del lado sur de la frontera», indicaron las autoridades estadounidenses que destacaron que sus efectivos estaban en el lugar «apropiado».

Actualmente hay 2.900 efectivos desplegados en la frontera y 2.000 guardias nacionales. Las autoridades confirmaron que siempre hay «algunas tropas armadas para la protección» del contingente.