Trump avanza con un halcón sobre la presidencia del BID

Estados Unidos presentó la postulación del asesor de la Casa Blanca Mauricio Claver-Carone para el Banco Interamericano de Desarrollo. Esto rompe la regla no escrita de que el organismo tenga un presidente latinoamericano. Una decena de países expresó su apoyo a Washington. Rechazo del Grupo de Puebla y de un grupo de exmandatarios de la región.

La administración Trump dijo que propondrá a Claver-Carone para el cargo que dejará vacante este año el colombiano Luis Alberto Moreno, al frente desde 2005. El sucesor de Moreno iba a surgir de la reunión anual del BID, prevista entre el 18 y 22 de marzo en Barranquilla. Pero la pandemia provocó la postergación de la cita para la primera mitad de septiembre, en el mismo lugar.

El BID, principal fuente de financiamiento para el desarrollo de América Latina y el Caribe, nació en 1959 en el seno de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y ha tenido cuatro presidentes: el chileno Felipe Herrera (1960-1970), el mexicano Antonio Ortiz Mena (1970-1988), el uruguayo Enrique Iglesias (1988-2005), y el colombiano Moreno.

El anuncio hecho por el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, fue rápidamente aplaudido por países con gobiernos cercanos a Washington, como Colombia, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Brasil.

Con la postulación se concreta el fin del acuerdo tácito entre los países miembros del BID de tener un presidente latinoamericano y un vicepresidente ejecutivo estadounidense.

«Los votos están ahí, nos sentimos muy confiados, pero lo que quiero es poder unir a la región, porque tampoco es el momento de tener estas divisiones», señaló Claver-Carone en una reciente entrevista con la agencia EFE.

Claver-Carone, un halcón de la Casa Blanca

Mauricio Claver-Carone, de ascendencia cubana, es el actual asistente adjunto de Trump y director para asuntos de América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Es conocido en Washington por su antiguo blog «Capitol Hill Cubans», desde donde criticaba ferozmente la política de apertura a Cuba y apostaba contra el gobierno venezolano, una actitud que permitió acercarse al ala dura de la Casa Blanca.

Recientemente, el funcionario cobró notoriedad al asistir a la asunción del presidente argentino Alberto Fernández cuando decidió retirarse de la ceremonia en protesta por el asilo otorgado al mandatario boliviano Evo Morales y por la presencia de representantes del gobierno de Nicolás Maduro.

Rechazos al candidato estadounidense

El Grupo de Puebla, integrado por líderes progresistas de la región, expresó de inmediato su preocupación por la nominación del candidato estadounidense.

“Al formalizar el nombramiento de Mauricio Claver-Carone, con el apoyo rápido y obsecuente de los gobiernos de países como Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay y Uruguay, Donald Trump rompe con los 62 años de historia de esta organización que siempre tuvo a un latinoamericano en su presidencia”, afirmó un comunicado de la organización.

Señalaron que si se concreta la postulación de Estados Unidos, ello “cambia significativamente el equilibrio y constituirá una grave asimetría de poder y gestión del BID, ya que ese país es el mayor accionista y el único con poder de veto en la Asamblea General de los Gobernadores”.

Pero no solo los líderes progresistas regionales se expresaron contra la nominación de Claver-Carone. Los expresidentes Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Ricardo Lagos (Chile), Julio María Sanguinetti (Uruguay), Juan Manuel Santos (Colombia) y Ernesto Zedillo (México) escribieron una carta pública para rechazar la candidatura.

«Deseamos manifestar nuestra profunda preocupación y desacuerdo. Implica una ruptura de la norma no escrita, pero respetada desde su origen por la cual el BID, por razones, entre otras, de eficiencia financiera, tendría su sede en Washington, pero a cambio siempre estaría conducido por latinoamericanos», escribieron los exmandatarios.

Chinchilla se postula

Mientras tanto, la exmandataria de Costa Rica Laura Chinchilla anunció que se postulará a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Dijo que su propuesta para la entidad se dirige a fortalecer su rol estratégico de apoyo a los países para luchar contra el cambio climático y el crimen organizado, para abordar el fenómeno de la migración y propiciar el desarrollo. Otro punto fundamental de una eventual gestión será el apoyo a los países para superar la crisis que está causando la pandemia de covid-19, indicó.

El año pasado Chinchilla se convirtió en la primera mujer costarricense en ser designada como miembro del Comité Olímpico Internacional (COI).