“Tratan de llenar de intrigas”, el choque entre Maduro y el Comando Sur por los militares

Al renovar su crítica contra Estados Unidos, el presidente venezolano Nicolás Maduro cuestionó al jefe del Craig Faller del Comando Sur por la carta que envió el alto mando militar estadounidense a los efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para que “sean partícipes de un cambio en el país”. Maduro interpretó que el objetivo era generar “intriga” para provocar una posible fractura de las fuerzas.

«¿Es posible creer la felicitación que trata él de llenar de intriga, de fariseísmo, de falsedad, de hipocresía? (…) ¡Por favor, por favor! Nos tratan como si fuéramos un pueblo ignorante», aseguró el mandatario en una ceremonia militar.

Las declaraciones llegaron como respuesta a la carta abierta que dirigió Falles a los militares por la celebración de la batalla independentista de Carabobo, en la que les señaló que «tienen un rol esencial (…) en la restauración de la esperanza y seguridad de su pueblo». El militar resaltó que Venezuela «necesita a sus Fuerzas Armadas para enfrentar y derrotar los desafíos futuros» y son necesarias «para la estabilidad y el cumplimiento del orden y el progreso».

En más de una oportunidad el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dejó la puerta abierta a una posible intervención en Venezuela, en medio de la crisis institucional que desató la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino. Desde 2017, Estados Unidos ha emitido también una batería de sanciones financieras para asfixiar al gobierno venezolano, incluido un embargo petrolero.

«¿Es posible creer, al mismo que amenaza de invadir nuestro país, que respeta y ama nuestra Fuerza Armada?», lo cruzó a Faller Maduro. En esa misma línea, el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, destacó que el Ejército se mantiene «en pie de lucha para enfrentar las amenazas de potencias extranjeras» y llamó a fortalecer «la moral, la lealtad, la disciplina y el sacrificio».

En mayo, fue el mismo Guaidó el que convocó al Comando Sur a Venezuela junto con otros miembros de la oposición. En ese momento, Faller había dicho que esperaba discutir «cómo podemos apoyar el futuro de los líderes de la Fuerza Armada que tomen la decisión correcta». Guaidó había explicado que espera «lograr la presión necesaria» para poner fin a la llamada revolución bolivariana.

Washington es el principal aliado de Guaidó, quien busca quebrar el apoyo militar a Maduro para instaurar un gobierno de transición que convoque a elecciones. La comandancia militar, sin embargo, se mantiene leal a Maduro, pese a los llamados constantes de Guaidó a darle la espalda desde que se proclamó mandatario encargado el pasado 23 de enero.