Tras un nuevo rebrote de covid-19, San Pablo volvió a recomendar el uso del tapabocas

El gobierno de San Pablo, la ciudad más poblada de Brasil, volvió a recomendar el uso de barbijo en ambientes cerrados a la vez que mantiene su uso obligatorio en transporte público e instituciones de Salud. Lo hizo tras el aumento de contagios de covid-19 durante el mes de mayo.

“La utilización de la máscara cubriendo correctamente la nariz y la boca en ambientes cerrados es una recomendación”, aclaró la Secretaría de Salud de San Pablo en un comunicado. Al mismo tiempo, “el uso (de tapabocas) sigue siendo obligatorio en instalaciones de Salud y en transportes colectivos como ómnibus, trenes y subte”, consignó el comunicado.

Brasil registró ayer 41.486 nuevos contagios que elevaron a 31.016.354 el acumulado en todo el país desde febrero de 2020, con una media semanal de 26.206, la más alta desde el 30 de marzo.

El gobierno municipal decidió retomar la utilización de barbijos debido al aumento de resultados positivos de coronavirus en los tests rápidos antígenos.

Del 24 al 30 de abril la tasa de positividad de esos exámenes fue del 4% mientras el 30 de mayo el índice saltó a 18% en esa metrópolis de 12 millones de habitantes.

El gobierno municipal acató la recomendación de volver al barbijo formulada el martes por el Comité Científico de la gobernación del estado de San Pablo. “Además del uso de la máscara, es importante que la población complete su ciclo vacunal, tanto para el primer ciclo como las dosis de refuerzo”, señaló el secretario de Salud municipal, Carlos Zamarco.

El Estado de San Pablo había anunciado en marzo que el uso de barbijo de protección contra el Covid-19 ya no era obligatorio en lugares cerrados.

Brasil acumula 31.016.354 infectados desde el 26 de febrero de 2020, cuando se computó el primer infectado del país en el estado de San Pablo. Es el segundo país en el ranking mundial de víctimas fatales con 666.727 casos.