Con la victoria de Petro, Colombia se prepara para su primer gobierno de corte progresista

El exalcalde Gustavo Petro rompió la tradición de mandatarios conservadores y liberales al imponerse en la segunda vuelta con el 50,4% de los sufragios sobre el candidato conservador Rodolfo Hernández, un outsider de la política. De esta manera, el país arranca la transición hacia un nuevo gobierno de corte progresista liderado por Petro, quien propuso un “gran acuerdo nacional” para avanzar con reformas ambiciosas.

Con una ventaja de 700.601 votos, la oposición convenció a la mitad de los colombianos con su plan para transformar un país con la segunda brecha más amplia entre ricos y pobres en Latinoamérica y marcado por la violencia del narcotráfico.

Petro asumirá el 7 de agosto junto a su vicepresidenta Francia Márquez, la primera mujer afro en llegar a las altas esferas del poder. 

El gobierno saliente de Iván Duque garantizó una transición “pacífica, armónica y transparente”. “Lo primero que hay que reconocer para defender la democracia es cuando hay un pronunciamiento popular. Claramente ayer los colombianos eligieron un nuevo presidente”, dijo Duque en una charla virtual con el escritor Mario Vargas Llosa.

Una sola Colombia 

En su discurso de victoria, Petro invitó a las “dos Colombias” que se manifestaron en las urnas a un “gran acuerdo nacional para construir los máximos consensos” en torno a las ambiciosas reformas que propuso en campaña.

“El cambio consiste precisamente en dejar el odio atrás, en dejar los sectarismos atrás. Las elecciones más o menos mostraron dos Colombias cercanas en términos de votos. Nosotros queremos que Colombia en medio de su diversidad sea una” sola, afirmó.

También sostuvo que bajo su gobierno “no habrá persecución política” por más “férrea y tenaz” que sea la oposición.

“El paso de la reconciliación es con 50 millones de colombianos; es con todos que vamos a avanzar en la reconciliación, en la paz, en el cierre de las brechas de inequidad y desigualdad”, dijo Márquez en declaraciones radiales. La líder ambientalista de 40 años anunció que se ocupará de esos temas desde un futuro ministerio de la Igualdad.

Petro se propone robustecer al Estado para mejorar los servicios de salud y educación universitaria, cobrarle más impuestos a los ricos y suspender la exploración petrolera para darle paso paulatino a energías limpias. 

También planea reanudar los diálogos de paz con el ELN, la última guerrilla reconocida en Colombia, que este lunes anunció su “disposición” para reiniciar las conversaciones sepultadas por el saliente gobierno de Duque en 2019. 

Sin mayoría parlamentaria

Aunque cuenta con una importante bancada en el Congreso, el futuro gobierno no tiene aseguradas mayorías.

El senador Roy Barreras, muy cercano al mandatario electo, dijo que la coalición que acompaña a Petro tenderá puentes con otras fuerzas. “Lo que sigue es la construcción de las mayorías parlamentarias que permitan sacar esas reformas a fondo”, indicó a Caracol Radio. 

También sostuvo que el próximo gobierno enviará pronto “señales claras” de su seriedad y responsabilidad, aludiendo al nombramiento del gabinete ministerial. 

En campaña Petro anunció que nombraría ministros de otras tendencias, ante la especial expectativa que generan las carteras de economía y defensa. 

“Tenemos un segundo reto y es aliviar esos miedos, contarle a los colombianos que el próximo gobierno tiene que ser un gobierno de unidad nacional en el que la polarización quedó atrás”, aseguró.