Tras la polémica, Colombia no volverá a contar los votos del resultado electoral

La autoridad electoral de Colombia decidió finalmente que no pedirá el recuento de los votos al Senado, tras múltiples inconsistencias en el conteo inicial que levantaron sospechas de fraude tanto en el oficialismo como en la oposición. 

«Para tranquilidad de las fuerzas políticas no voy a presentar la solicitud del recuento de votos», dijo el jefe de la Registraduría Nacional, Alexander Vega, durante una reunión con el gobierno y delegados de los partidos.

Muy cuestionado por el escrutinio parcial de las legislativas del 13 de marzo, Vega planteó el lunes un recuento de los sufragios que determinaron la composición de la cámara alta. Su propuesta fue rechazada por la alianza progresista Pacto Histórico, que lleva a Gustavo Petro como uno de los candidatos más votados y quien denunció un intento de manipulación.

Cómo fue el recuento

En el primer reporte, el órgano electoral no contabilizó alrededor de 500.000 votos para el Pacto Histórico.

La alianza opositora logró la mejor votación para la izquierda al ganar 44 escaños del Senado contra los 41 que había señalado inicialmente la Registraduría. El escrutinio confirmó el avance del Pacto Histórico sobre el partido en el poder, castigado en las urnas.

Petro rechazó la idea del recuento y denunció que mediante ese mecanismo querían recortar la votación que había obtenido su coalición. 

«Los votos están en custodia, la cadena de custodia se mantiene y estamos prestando todo el apoyo a los jueces de la República para terminar el escrutinio», respondió Vega, quien insiste que no hay motivos para sospechar un fraude.

«Bien que volvamos a la institucionalidad democrática en el escrutinio electoral», celebró Petro en Twitter tras conocer la decisión del cuestionado registrador.

El expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), cabeza del gobernante Centro Democrático, y su pupilo Iván Duque habían solicitado también el recuento. 

Emisarios de la ONG Misión de Observación Electoral y la Unión Europea criticaron la falta de capacitación de los jurados por parte de la Registraduría y fallos en los formularios de registro de cada mesa. 

El 29 de mayo se realizarán las elecciones presidenciales en las que el Centro Democrático no participará con un aspirante propio y Petro aparece como favorito en las encuestas.