Tragedia en el agua: 27 personas murieron por el naufragio de un buque pesquero

Al menos 27 personas murieron ahogadas al naufragar este miércoles un barco pesquero en aguas del Caribe de Honduras. En el bote viajaban 56 personas, que zarparon el lunes desde Puerto Lempira, departamento de Gracias a Dios, hacia Nicaragua en búsqueda de langostas. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ordenó una rápida investigación “para
identificar las causas de esta tragedia». Esta mañana, los familiares comenzaron a recibir los cuerpos de sus seres queridos. Hay aún nueve desaparecidos por el accidente.

El hundimiento ocurrió frente a las costas de la remota región de la Mosquitia, según explicó el vocero de las Fuerzas Armadas, capitán de navío José Meza. De acuerdo al funcionario, la embarcación Waly, de 70 toneladas, llevaba más carga para la que tenía capacidad, aunque no hay una cifra oficial precisa al respecto.

Al lugar llegaron ayer los familiares de los 27 fallecidos para identificar los cuerpos, descargados en la playa de la barra tras ser trasladados en una embarcación desde la zona de Cayo Gorda, donde sucedió el naufragio. Nueve expertos en medicina forense se desplazaron a la remota región habitada por indígenas misquitos -accesible solo por vías marítima y aérea- para practicar las autopsias.

El director de Marina Mercante, Juan Carlos Rivera, anunció una investigación de las causas para evitar que se repita ese tipo de incidentes y reconoció que en ocasiones tuvieron que suspender permisos a propietarios por sobrecargar las naves. De acuerdo a los medios locales, empresarios pesqueros contratan embarcaciones cuyos dueños asignan al capitán de la nave la contratación de buzos, que se sumergen desprotegidos a pescar langostas en aguas profundas.

El presidente, por su parte, designó al director de la estatal Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales, para dar «seguimiento a las tareas» de investigación, tras lamentar “profundamente” el naufragio. «Nuestras instituciones han coordinado acciones de rescate, atención a víctimas y familiares. Gracias voluntarios por su apoyo en este esfuerzo humanitario», enfatizó Hernández.