Los efectos del TPP en la región

Latinoamérica

Finalmente se firmó un tratado comercial de alto impacto geopolítico en la región, el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, que afectará al 40 % de la economía mundial. Se trata de un pacto que consolidará el poder de Estados Unidos en América Latina frente a los estados soberanos y la influencia china. La participación de Chile, México y Perú.

Foto: Applauss

Redacción- RT (Rusia) 

Este lunes EE.UU., Japón, Australia, Nueva Zelanda, Brunéi, Canadá, Chile, Malasia, México, Perú, Singapur y Vietnam consensuaron los términos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (Trans-Pacific Partnership, TPP, por sus siglas en inglés), un tratado comercial regional que afectará al 40% de la economía mundial. ¿Cuáles serán los efectos del TPP y por qué algunos lo tachan de amenaza?

El pacto secreto del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), orquestado por Estados Unidos, se ha convertido en objeto de polémica y de protestas debido al secretismo que lo ha envuelto desde su concepción. Los detractores del acuerdo no creen que se trate de un «comercio justo», sino de la consolidación del poder y de una amenaza para la economía global.

El mayor acuerdo comercial del mundo de los últimos 20 años incluye a Estados Unidos, Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam;  naciones que suman juntas el 40% de la economía global.

Tras meses de acalorados debates en las cámaras del Congreso de EE.UU., el pasado 24 de junio el Senado estadounidense aprobó la ley que otorga al presidente Barack Obama el derecho a acelerar las negociaciones sobre los pactos de comercio libre, entre ellos, el TPP. Así, esta ‘vía rápida’ obliga a los congresistas de EE.UU. a aprobar las leyes propuestas por el presidente sin la posibilidad de introducir cambios.

Según documentos filtrados sobre el controvertido acuerdo, los 12 países están tratando de eliminar todas las barreras al comercio, incluidas las leyes que garantizan la seguridad alimentaria, la protección de la agricultura y la privacidad de la información de los ciudadanos. 

» El mayor acuerdo comercial del mundo de los últimos 20 años incluye a Estados Unidos, Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam;  naciones que suman juntas el 40% de la economía global «

Aunque la Administración Obama, que promueve el acuerdo, indica que el negocio se desarrollará en los países firmantes y que sus trabajadores se beneficiarán del pacto, los opositores sugieren que se trata de beneficios económicos que solo afectarán a las grandes corporaciones.

Quienes se oponen al acuerdo dan la voz de alarma y advierten que conlleva riesgos en relación a la manipulación de divisas, la protección del medioambiente y de la salud, la deslocalización de puestos de trabajo, la seguridad alimentaria, los monopolios farmacéuticos, la transparencia del Gobierno y otras cuestiones. De hecho, la transparencia o en este caso lo contrario –el secretismo de las negociaciones- es lo que ha sucitado la mayoría de las suspicacias.

«El secretismo es el primer síntoma de que se está haciendo algo que a la gran mayoría del público no le va a gustar», comenta el economista Félix Moreno en declaraciones a RT.

Además, algunos sugieren que el TPP no es un acuerdo sobre comercio, sino sobre las maniobras geopolíticas y la dominación corporativa sobre los asuntos de las naciones participantes.

¿Un acuerdo destructor de la soberanía?

Algunos documentos filtrados sugieren que las grandes industrias y las empresas multinacionales, incluidas las grandes farmacéuticas que operan en América del Norte, América del Sur y Asia, obtendrían amplios poderes para desafiar las regulaciones, acciones y decisiones de los tribunales de gobiernos soberanos ante tribunales organizados bajo el Banco Mundial o las Naciones Unidas. Este sistema se denomina arbitraje de diferencias inversor-Estado, es decir, que las empresas de capital extranjero se sitúan al mismo nivel que los gobiernos soberanos.

Un documento descubierto por WikiLeaks revela que el TPP fue diseñado para favorecer a las grandes corporaciones transnacionales, permitiendo a las mismas demandar a los gobiernos y solicitar millonarias indemnizaciones a cuenta de los contribuyentes.

«Dado que, además de cuestiones comerciales, el acuerdo abarca aspectos como la libertad de Internet, los derechos de autor y la protección de patentes, existe el temor a que el pacto afecte a la libertad de expresión de los ciudadanos»

Lori Wallach, del grupo estadounidense Public Citizen de defensa del derecho del consumidor, afirma que podría crearse un tribunal secreto en el que las empresas podrán demandar a los gobiernos ante paneles de arbitraje secretos integrados por abogados corporativos que eviten los tribunales nacionales y que anulen la voluntad de los Parlamentos en caso de no conseguir lo que quieren. Según la activista, así se destruiría por completo la legislación y los derechos fundamentales de los Estados democráticos entrarán en riesgo. 

De este modo, muchos subrayan que el TPP podría representar una seria amenaza para las naciones soberanas, impidiéndoles desarrollar políticas y leyes que respondan a sus propias prioridades.

Dado que, además de cuestiones comerciales, el acuerdo abarca aspectos como la libertad de Internet, los derechos de autor y la protección de patentes, existe el temor a que el pacto afecte a la libertad de expresión de los ciudadanos.  

Una cuestión de salud: ¿Por qué pierden los pacientes con el TPP?

Tras el anuncio de que las negociaciones sobre el TPP entre las 12 naciones había concluido, Médicos Sin Fronteras ha denunciado las implicaciones que supone el pacto para la salud.

«Los grandes perdedores en el TPP son los pacientes y los proveedores de tratamiento en los países en desarrollo», afirma la organización, indicando que se trata del «peor acuerdo comercial para el acceso a los medicamentos en países en desarrollo, que serán obligados a cambiar sus leyes para incorporar abusivas protecciones de propiedad intelectual para las empresas farmacéuticas».

» ‘Los grandes perdedores en el TPP son los pacientes y los proveedores de tratamiento en los países en desarrollo’, afirma la organización, indicando que se trata del «peor acuerdo comercial para el acceso a los medicamentos en países en desarrollo «

El grupo sostiene que el acuerdo «elevará el precio de los medicamentos para millones de personas al extender innecesariamente monopolios y retrasar aún más la competencia de genéricos para bajar los precios».

Otra filtración muestra que será muy difícil para los fabricantes de medicamentos genéricos competir con los medicamentos de marca en el extranjero. Según el documento, en todos los aspectos que se describen en el capítulo sobre propiedad intelectual del TPP, los negociadores de Estados Unidos defienden a las grandes compañías farmacéuticas y exigen disposiciones de propiedad intelectual más estrictas. 

Redacción- La República (Perú)

Luego de varios años de secretas negociaciones dos grandes potencias, EEUU y Japón, han firmado con otras 12 naciones, entre ellas el Perú, el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), el más polémico de los acuerdos multilaterales comerciales hasta ahora firmado, debido principalmente a que involucra a mercados que en conjunto implican al 40% de la economía mundial y a su significado político en el área asiática.

La negociación ha sido muy reservada y p
ocas novedades se han filtrado. Una de ellas, filtrada por wikileaks y difundida por este diario el 25 de marzo de este año, informaba que una de sus cláusulas ya acordadas permitirían a los inversores extranjeros denunciar a un Estado en una instancia internacional antes de agotar las vías legales nacionales, eludiendo de ese modo las leyes locales de los 12 países negociantes para exigir indemnizaciones en tribunales supranacionales.

Ha trascendido que los 26 capítulos del TPP no conllevan necesariamente una desregulación del comercio internacional. Al contrario, establecen una nueva regulación global en áreas variadas desde los lácteos hasta el medio ambiente, pasando por los medicamentos genéricos, los derechos de autor y la capacidad de los estados para poder invertir en áreas estratégicas.

» Stiglitz señaló que la simple pregunta que enfrenta el Perú es si con el TPP estaría mejor que hoy y que por lo que se sabe a partir de distintas filtraciones de los textos que se están negociando es probable que lo que se obtenga sea peor «

El TPP, que tiene las características de un tratado y que por esa razón deberá ser aprobado por el Congreso antes de su ratificación, sí entraña una apertura comercial, aun cuando no queda clara la ponderación de los flujos hacia y desde el Perú. Un tema central para el mercado peruano será la rebaja de aranceles y los derechos laborales, estos últimos hasta ahora bajo el imperio de la ley nacional. Ayer mismo, medios de prensa internacionales como El País, de España, anotaban que entre los 12 firmantes las economías de Perú y Chile serán algunas de las principales afectadas por los nuevos plazos de exclusividad en la industria farmacéutica. Es probable que EEUU haya conseguido imponer sus límites a la exclusividad de los medicamentos antes de que otras empresas usen las mismas fórmulas. Otro medio europeo ha reiterado que el TPP se parece más a una OTAN comercial.

Días antes del cierre de las negociaciones, el Premio Nobel de Economía 2001, Joseph E. Stiglitz, se dirigió al gobierno peruano pare pedirle que no permita que el Perú quede encerrado en acuerdos comerciales desiguales. Stiglitz señaló que la simple pregunta que enfrenta el Perú es si con el TPP estaría mejor que hoy y que por lo que se sabe a partir de distintas filtraciones de los textos que se están negociando es probable que lo que se obtenga sea peor. “Los beneficios del TPP para el Perú no están claros y los costos para su economía serán francamente altos”, sentenció.

El gobierno peruano ha asumido un riesgo muy alto al comprometerse con el Acuerdo, y no se sabe lo sucedido en las horas finales de la negociación. Se había dicho que el país no permitiría la extensión de patentes para fármacos biológicos que, de concretarse, limitaría seriamente la lucha contra enfermedades en expansión en el país, entre ellas el cáncer. Es hora de dar la cara internamente. 

Editorial- La República (Uruguay) 

“Tras cinco años de negociaciones, Estados Unidos y Japón sellaron este lunes el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) con otras diez naciones. El pacto de libre comercio une al 40% de la economía mundial y puede convertirse en el acuerdo regional más grande de la historia”, se leyó ayer en El País de Madrid, como nota destacada.

Por su parte el embajador estadounidense ante la Organización Mundial del Comercio, Michael Froman, aseguró que el TPP responde a los desafíos del siglo XXI. “El pacto promoverá el crecimiento, protegerá puestos de trabajo, reforzará la innovación, reducirá la pobreza y promoverá la transparencia”, dijo Froman.

Con este acuerdo EEUU consigue con un nuevo marco que sirve de contrapeso a la economía china en la región, porque a pesar de que Pekín no estaba involucrada en las negociaciones, sí se verá afectada por las consecuencias del pacto.

» Con este acuerdo EEUU consigue con un nuevo marco que sirve de contrapeso a la economía china en la región, porque a pesar de que Pekín no estaba involucrada en las negociaciones, sí se verá afectada por las consecuencias del pacto «

En tanto el representante mexicano en las negociaciones aseguró que su país se incorporó a las conversaciones una vez que EEUU y Japón habían cerrado su parte del acuerdo sobre los aranceles a la industria automovilística. México se declaró “satisfecho” con el resultado y aseguró que los resultados permitirán al país “seguir afianzando sus resultados gracias al éxito de la industria farmacéutica”.

El pacto también contempla el establecimiento de nuevos aranceles comerciales, la apertura de mercados a la exportación, la unificación de reglas para tratar la propiedad intelectual sobre los datos que manejan las grandes corporaciones y los plazos de exclusividad en el caso de fabricación de medicamentos.

 

 

Leer el artículo de RT aquí 

Leer el artículo de La República (Perú) aquí 

Leer el artículo de La República (Uruguay) completo aquí