Todos los hijos de Mujica

Brasil

Aunque ya no sea presidente, José Pepe Mujica sigue siendo tremendamente popular. En la Universidad Estatal de Río de Janeiro (UERJ), miles de jóvenes vibraron escuchándolo hablar de política, como si se tratara de una estrella de rock. Bajo su mandato en Uruguay se legalizó la marihuana, se despenalizó el aborto y se impidió la baja en la edad penal.

 Pepe Mujica junto a los jóvenes estudiantes de la UERJ - Foto: Midia NinjaRedacción – Ninja (Brasil)

“Los estudiantes tienen que darse cuenta que no es sólo un cambio de sistema, es un cambio de cultura, es una cultura civilizadora. Y no tienen que soñar con un mundo mejor, sino gastar la vida luchando por él”. Pepe Mujica

Miles de jóvenes que se callan frente a la ruina del sistema político y económico del mundo contemporáneo. Una juventud dispuesta a modificar radicalmente las viejas visiones del mundo y conquistar el respeto por la diversidad de sus modos de vida.

Jóvenes cariocas de las edades, alrededor del mítico ex presidente uruguayo, que colocó a su país en el mapa del mundo al dar pasos decisivos en la agenda del siglo XXI, reglamentar la marihuana, despenalizar el aborto e impedir la reducción de la mayoría de edad penal, marchando junto a los movimientos sociales del país.

» Alrededor del viejo Mujica, aquellos que quieren ver respetado el derecho de la mujer sobre su cuerpo, y ninguna menos por los crímenes del machismo. Alrededor de José Mujica, los que reconocen en el amor el verdadero vínculo familiar y construyen alrededor de sí mismos un mundo libre de racismo, machismo, homofobia, transfobia, xenofobia «

En el auditorio de la Universidad Estatal de Río de Janeiro (UERJ) estaban aquellos que quieren ver al Supremo Tribunal Federal (STF) despenalizar la portación de marihuana esta semana en Brasil, dando el primer paso rumbo al fin de esta guerra genocida que nos mancha a todos los brasileños.

Alrededor de Mujica, los que quieren ver a la democracia vencer definitivamente a la dictadura, desmilitarizando a la policía militar. Alrededor del Pepe, estaban aquellos que quieren que se respete el derecho humano a la comunicación, democratizando la vieja estructura de los medios erguida por la dictadura militar en el país.

Alrededor del viejo Mujica, aquellos que quieren ver respetado el derecho de la mujer sobre su cuerpo, y ninguna menos por los crímenes del machismo. Alrededor de José Mujica, los que reconocen en el amor el verdadero vínculo familiar y construyen alrededor de sí mismos un mundo libre de racismo, machismo, homofobia, transfobia, xenofobia y toda suerte de fundamentalismos del mal. Los que saben que no precisamos imitar a Europa. Los que no quieren el desarrollo sobre la base del dolor y de la angustia. Alrededor del viejo líder latinoamericano, los soñadores de un nuevo mundo posible. Los que pretenden liberar las energías utópicas y construir un nuevo tiempo de esperanza para la humanidad aquí y ahora, porque sólo la felicidad nos interesa. Los que saben que no habrá cambios en el mundo material, sin cambios en lo cultural. Los que ya dedican la vida, a la aventura civilizadora y a las causas nobles de la humanidad. 

En una noche histórica, el 27 de agosto de 2015, la juventud vibró con la política como en un show de rock. Eran los hijos de Mujica, románticos del Uruguay Libre. ¡Pepe Mujica es pura inspiración! Gracias, Pepe. Brasil te ama.

 

Leer artículo en portugués aquí