Bolsonaro felicitó a policías que abatieron “rápida y eficientemente” a 11 delincuentes

La policía brasileña mató hoy a once presuntos ladrones cuando intentaban asaltar dos sucursales bancarias, en las afueras de San Pablo. Según la información que brindó la propia policía, los asaltantes murieron luego de un intenso tiroteo del que no se reportó ningún efectivo herido. Recién conocido el incidente, el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro felicitó a los uniformados por abatir de forma “rápida y eficiente” a la banda.

“Felicidades a los policías por la rápida y eficiente acción contra 25 bandidos fuertemente armados y equipados que intentaron asaltar dos bancos en la ciudad de Guararema y todavía hicieron rehén a una familia. Once bandidos murieron y ningún inocente resultó herido. ¡Buen trabajo!”, dijo en Twitter el capitán retirado horas después del enfrentamiento.

Los asaltos fueron reportados esta madrugada, cuando el grupo de delincuentes con armamento de guerra hizo detonar cajeros automáticos del banco do Brasil y Santander en Guararema y escapó tomando rehenes en las casas vecinas.

“Los asaltantes llegaron en cinco vehículos blindados, con equipamiento militar”, dijo el jefe policial de la fuerza táctica José Alves Silva a la televisión.

En su huida, siempre según la versión policial, los asaltantes invadieron casas y tomaron rehenes. En una de esas viviendas fue muerto un delincuente.

“Lo primero que ocurrió fue el intercambio de tiros con los policías territoriales de la región, que pidieron refuerzos. La Rota (el batallón de operaciones especiales de la Policía Militarizada de San Pablo) bloqueó las vías para que no consiguieran escapar”, explicó el comandante Mario Alves da Silva a la televisión Globo.

Por su parte, el gobernador de San Pablo, Joao Doria, felicitó a los agentes que han participado en la acción por haber enviado a los “bandidos” al “cementerio”.

El robo en cajeros electrónicos mediante el uso de explosivos es común en Brasil y suele ser perpetrado por grupos criminales organizados.

El resultado del enfrentamiento llevó a Bolsonaro a felicitar la “rápida y eficiente” acción de la policía”. En el discurso pronunciado durante su investidura, en enero pasado, Bolsonaro se había comprometido a combatir el crimen y honrar a “aquellos que sacrifican sus vidas en nombre de la seguridad”.