Tiroteo en una escuela de San Pablo: al menos 10 muertos

Dos hombres encapuchados y vestidos como adolescentes ingresaron esta mañana a una escuela pública de Brasil, ubicada en la periferia de San Pablo, y comenzaron a disparar contra los chicos. Por los balazos murieron seis niños, la directora y otro funcionario del establecimiento. “Vivo al lado, vi un tumulto y fui allá. Cuando llegué había varios niños saliendo, corriendo ensangrentados, una desesperación, todos corriendo”, contó un vecino. Después de la balacera, los dos atacantes se suicidaron.

La masacre ocurrió en la escuela Raúl Brasil, ubicada en la localidad Suzano de la ciudad. La información del equipo médico en el lugar es que hay al menos otras nueve personas heridas aunque no precisaron cuántos son niños. Según contaron los testigos, el ataque ocurrió minutos después del inicio de las clases a primera hora de la mañana.

Las imágenes de la puerta de la escuela tras el ataque eran desoladoras. Estudiantes, maestros y familiares lloraban y se abrazan en el ingreso del establecimiento sin poder creer todavía lo que había ocurrido.

El gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, fue hasta la escuela e indicó que entre los fallecidos había dos funcionarios del establecimiento. “Es la escena más triste que he visto en mi vida”, declaró.

Este tipo de ataques es excepcional en Brasil, pese a ser uno de los países más violentos del mundo. En abril de 2011, un ex estudiante mató a 12 alumnos e hirió a 20 antes de suicidarse en la localidad de Realengo, en Río de Janeiro.

El coronel a cargo del operativo indicó que los agresores usaron “un revolver de calibre 38 y un arma medieval semejante a un arco con flechas”.

“Me enteré cuando mi hija me llamó, me dijo: Mamá, ven rápido, hay tiroteos, hay heridos, hay muertos”, contó a la entrada de la escuela Rosa, la madre de una alumna.

La masacre se produce dos meses después de que el presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, firmara un decreto que facilita el registro, posesión y ventas de armas de fuego y municiones en el país, una de las promesas de su campaña presidencial.

El ministro de Educación, Ricardo Vélez, emitió un comunicado para ofrecer condolencias. “El Ministerio se solidariza con los padres, familiares y funcionarios de la escuela en este momento de choque, luto y dolor”.