Tía María, sin solución

Perú

La crisis por el conflicto minero de Tía María rebrotará con más fuerza en caso de que continúe la inacción del gobierno de Ollanta Humala. Las manifestaciones no cesarán porque los dirigentes han sido claros en avisar que apoyarán la lucha de los agricultores del Valle del Tambo. La actitud represiva del Estado con procesos judiciales contra los dirigentes y capturas agrava la situación.

Protestas contra la minera en Tía María- Foto: HispanTV

Redacción- Otra Mirada (Perú)

Esta semana puede volver a estallar el conflicto en Islay por el proyecto Tía María. El gobierno y la minera Southern Perú parecen no haber entendido el mensaje de descontento de la población y han vuelto a actuar de espaldas a los intereses de los agricultores.

Por el lado del gobierno se ha visto una actitud represiva con procesos judiciales para los dirigentes y pedidos de prisión preventiva para los manifestantes, y, por si fuera poco insisten en instalar la mesa de diálogo para evaluar la viabilidad del proyecto cuando saben que los pobladores no aceptan otra opción que  no sea el retiro de la minera.

Por su parte Southern Perú ha invertido miles de dólares en publicidad para dar a conocer las bondades del proyecto minero, como si con los avisos fuera suficiente para hacer cambiar de parecer a la población de Islay. Hasta el 29 de julio último el centro de información de Southern Perú envió 35 comunicados de prensa para igual cantidad de avisos publicitarios sobre los presuntos beneficios que ofrece la actividad minera.

Tras el levantamiento del Estado de Emergencia por 60 días, en Islay las manifestaciones contra el proyecto minero no se han detenido y todo indica que van a agudizarse pues los dirigentes de Arequipa han sido claros en manifestar que apoyarán la lucha de los agricultores del Valle del Tambo y están coordinando una reunión para decidir la fecha en que se movilizarán nuevamente.

La presencia de tanques y tropas militares en Islay es una amenaza latente para la población que siente que el gobierno quiere imponer a la minera. Jesús Cornejo Reynoso, presidente de la Junta de Usuarios de Cocachacra, dijo que no aceptarán sentarse a  dialogar con representantes del Gobierno para tratar la viabilidad del proyecto minero Tía María. “Hablan de diálogo pero tienen tanques en cada pueblo y plantean denuncias contra todos los dirigentes”, alertó.

” Frente a la inacción del gobierno y los avisos publicitarios de la Southern Perú, en los próximos días los dirigentes tomarán decisiones y fijarán las fechas de las movilizaciones contra el proyecto Tía María. El estado de emergencia sólo fue un calmante de la crisis que puede rebrotar con más fuerza si es que el Ejecutivo no toma las medidas del caso “

Sostuvo que la población sigue realizando movilizaciones en barrios y distritos de Islay como Dean Valdivia, Cocachacra, Punta de Bombóm y las propuestas de las mesas de diálogo no han resultado porque solo intentan imponer los supuestos beneficios de Tía María sin resolver o aclarar las dudas del estudio de impacto ambiental.

Las movilizaciones que se avecinan no sólo son contra Tía María, también serán para exigir el cese de lo que consideran hostilizaciones y represalias contra los dirigentes y la liberación de los pobladores Elard Baquedano Valderrama, Waldir Manuel Salazar Franco y Hugo Alberto Pozu Medina, a quienes les han impuesto 9 meses de prisión preventiva en la investigación por el homicidio del suboficial PNP Alberto Vásquez Duran, durante los enfrentamientos entre opositores a Tía María y la policía.

Sobre la tan comentada mesa de diálogo, la gobernadora regional de Arequipa, Yamila Osorio, manifestó que -hasta el viernes 7- no había recibido comunicación del gobierno central sobre la fecha del reinicio de las mesas de desarrollo que se instalaron en la provincia de Islay.

El secretario general de la Federación Departamental de Trabajadores de Arequipa (FDTA), Gerónimo López Sevillano, dijo a otramirada.pe que los dirigentes apoyarán la causa de los agricultores del Valle del Tambo de rechazar el proyecto Tía María.

Frente a la inacción del gobierno y los avisos publicitarios de la Southern Perú, en los próximos días los dirigentes tomarán decisiones y fijarán las fechas de las movilizaciones contra el proyecto Tía María. El estado de emergencia sólo fue un calmante de la crisis que puede rebrotar con más fuerza si es que el Ejecutivo no toma las medidas del caso y escucha los requerimientos de la población. 

 

Leer el artículo aquí