Un fallo contra las privatizaciones de Temer

Brasil

La justicia brasileña le prohibió al gobierno de Michel Temer vender acciones de empresas públicas sin pasar por el Congreso. El fallo advirtió sobre la creciente ola de privatizaciones que está ejecutando el Palacio de Planalto, algo que podría traer ‘perjuicios irreparables’ para el país.

De acuerdo con la decisión cautelar del magistrado Ricardo Lewandowski, el presidente que destituyó a Dilma Roussef a través de un golpe parlamentario, no podrá vender el control accionarial de empresas como Petrobras, Eletrobras o el Banco do Brasil, sin contar previamente con la aprobación del legislativo. La decisión también incluye empresas subsidiarias y controladas de las estatales y abarca las esferas estatal y municipal de la administración pública.

Según informó la Agencia Brasil, Lewandowski atendió un pedido de la Federación Nacional de las Asociaciones del Personal de la Caixa Económica Federal (Fenaee) y de la Confederación Nacional de los Trabajadores de la Rama Financiera (Contraf) en una acción directa de inconstitucionalidad presentada en noviembre de 2016.

Para el juez, “la venta de acciones de empresas públicas, sociedades de economía mixta o de sus subsidiarias o controladas exige previa autorización legislativa, siempre que se trate de enajenar el control accionarial”. Al justificar la urgencia de la medida, Lewandoski aludió a la creciente ola de desestatizaciones que viene tomando cuerpo en todos los niveles de gobierno y advirtió que si las privatizaciones se realizaran sin la estricta observancia de lo que dispone la Constitución eso resultará en ‘perjuicios irreparables’ para el país.

En la decisión, Lewandowski dijo haber interpretado, conforme a la Constitución, el artículo 29 de la Ley de las Estatales, que prevé dispensa de licitación para la venta de acciones de empresas públicas.