La víctima a la que acusaron de victimaria

La joven mexicana Yakiri Rubí Rubio Aupart fue violada por dos hermanos en diciembre pasado. Cuando estaba denunciando los hechos, llegó uno de los agresores con la acusación de que había matado al otro. Su declaración fue descartada, no recibió los cuidados sanitarios que por ley le deberían haber dado y terminó presa. Una abogada especialista en género lo supo y encabezó su defensa. Su caso es el de tantas otras compatriotas, aunque muchas de ellas ni siquiera han tenido la posibilidad de que alguien las represente ante la justicia.