Quemados por la banalidad del mal

Chile

El caso de los jóvenes Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas De Negri (posteriormente muerto) rociados con combustible y prendidos fuego por un grupo militar, no sólo revela la crueldad de la dictadura de Pinochet, sino que también habla del pacto de silencio entre fanáticos, y de los cómplices pasivos que siguen justificando las peores atrocidades cometidas por el totalitarismo.