Misiones disciplinadoras

Haití

Las misiones de paz nunca son neutrales, disciplinan al país que las aloja y someten a los ciudadanos locales, incluso sexualmente. Pero también influyen negativamente en los países que envían sus soldados porque los inserta en un esquema geopolítico que no pueden controlar y deja que sus fuerzas armadas sean modeladas según los intereses que gobiernan el mundo.