La dictadura global de los drones

Latinoamérica y El Mundo

El vehículo aéreo no tripulado se ha convertido en un arma letal en el campo militar. El último informe del diario The Intercept revela que son instrumentos de la imposición de la hegemonía norteamericana en el mundo, sobre todo en Medio Oriente. Los «asesinatos selectivos» en la región son rutina de la CIA, del Pentágono y afectan al 90 % de los civiles pakistaníes.

La injerencia norteamericana

Latinoamérica

América Latina protagonizó la mayor insurrección anti-neoliberal del mundo. EEUU intentó aplastar este proceso empleando tácticas más brutales que las utilizadas contra Grecia, pero el movimiento de resistencia fue en gran parte exitoso. Esta historia épica es revelada en un nuevo libro gracias a la exploración del enorme tesoro de los cables diplomáticos de WikiLeaks.

Las víctimas de la inseguridad

Brasil

Mientras los niños y jóvenes negros sufren más de un tercio de los crímenes cometidos en el país, en su gran mayoría de manos de la policía que más mata en el mundo, ellos cometen menos del 2% de ese tipo de delitos. Los medios fabricaron en la opinión pública la idea que son los responsables por el aumento de la inseguridad, cuando en realidad son sus principales víctimas.

Macri-Uribe y la cuestión del narco

Argentina

Por conveniencia o por convicción, en el último tramo de la campaña Mauricio Macri busca instalarse como el campeón de la lucha contra las drogas y cita como autoridad en la materia al colombiano Alvaro Uribe, quien calificó de “golpe de Estado a la democracia” el acuerdo entre el presidente Santos y las FARC para cerrar la guerra civil más antigua del continente.

Verdades y mentiras de Ayotzinapa

México

Se cumple un año de la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas. Muchas preguntas quedan todavía por responder: ¿Qué pasó con los jóvenes y dónde están? ¿Por qué los atacaron salvajemente? ¿Quién coordinó el ataque en el que participaron policías municipales, estatales, federales y Ejército? El presidente Peña Nieto es quien debe dar respuestas.

Militarizar el patio trasero

Latinoamérica

A partir de la ‘guerra contra las drogas’, la ‘asistencia humanitaria, y la ‘guerra contra el terrorismo’, EEUU despliega una invasión militar silenciosa para recuperar la hegemonía perdida, a raíz de la llegada de gobiernos progresistas y mecanismos de integración en la región, que permitieron una mayor independencia política y la influencia de otros actores no occidentales.

La guerra de desgaste con las maras

El Salvador 

Las políticas progresistas de Sánchez Cerén que resultaron exitosas en varios frentes, parecen no dar resultados en la línea dura para enfrentar a las pandillas, aunque cuentan con el respaldo de la mayoría de la población. Las bandas criminales cada vez con más poder, demostraron su fuerza con la última huelga. Las negociaciones pueden ofrecen una salida a la crisis de la seguridad.

El día de la vergüenza nacional

Perú

El arribo de los 3200 infantes de Marina al país es justificado en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, cuando en realidad está destinado a afirmar la presencia norteamericana en la región. Desde el enclave de la primera base militar en 1980, se incrementó considerablemente la producción de cocaína. La ‘Operación encubierta’ en América Latina.

En las fronteras calientes

Colombia / Venezuela

El cierre de la región limítrofe y el estado de excepción, con el fin de detener a las bandas criminales del contrabando, derivó en la deportación de cientos de colombianos, lo que a su vez generó una crisis humanitaria. Mientras los dos países buscan una solución al conflicto, crecen las sospechas sobre el vínculo del ex presidente Álvaro Uribe con grupos paramilitares. 

El terrorismo de las pandillas maras

El Salvador

Estas bandas delictivas surgieron en Los Ángeles a raíz de la migración provocada por la guerra civil, pero sus miembros fueron repatriados por EEUU, después de limpiar sus prontuarios, para convertirse en organizaciones vinculadas al narcotráfico y otras actividades criminales. Ahora, para terminar con su accionar, la justicia salvadoreña los declaró ‘terroristas’.