¿Quién quiere ser humano?

Latinoamérica  y El Mundo
Ilka Oliva Corado

Fuimos Charlie Hebdo. Fuimos Francia. Ahora somos Bruselas. Pero, ¿cuántos fuimos Tunez, Kenia, Pakistán o Turquía? Reaccionamos acorde a nuestra doble moral, racismo y clasismo frente a las tragedias. Algunas las tomamos como propias y otras, no. La incapacidad por adueñarse de las injusticias o la indignidad y el sometimiento a la polarización.

Caleidoscopio visual y emocional

México
Eva Usi

La película «Tempestad» de la salvadoreña Tatiana Huezo denuncia los abusos e impunidad que se viven en México, pero además va más allá de lo local porque está hecha desde el profundo deseo de romper la indiferencia pare recuperar la empatía. Es una película que da voz a estas mujeres que son gotas en un océano de casos anónimos. Su éxito rotundo en la Berlinale.

Militares y democracia

Ecuador
Luis Varese

El pronunciamiento de los integrantes de las fuerzas armadas contra la decisión del presidente recuerdan viejos episodios oscuros de América Latina. Hay algunos actores que siguen trabajando sobre la posibilidad de un golpe y lo llaman a gritos. Un claro mensaje de desobediencia al poder civil ganado en las urnas y a la Constitución. La defensa de Correa a la institucionalidad.

Barbarie, represión y clasismo

Argentina
La Jornada

Niños, jóvenes y adultos de la Villa 1-11-14 se convirtieron en blancos de las balas de las «armas antidisturbios» que portaban los gendarmes. Con el telón de fondo de los despidos masivos y la ofensiva antipopular del gobierno que encabeza Mauricio Macri, el atropello de Bajo Flores constituye un signo característico del autoritarismo de la nueva administración. 

Una lectura incorrecta

Latinoamérica y El Mundo

Roberto Savio – Las relaciones entre el mundo árabe y Occidente tienen un historial muy pesado, los musulmanes en Europa están cada vez más ligados al Isis y esta situación conlleva a un callejón sin salida: si intervienen militarmente, se profundizará la convicción de que el enemigo real es el EI, lo que engendra más violencia en quienes ven en el califato la venganza y la dignidad.

La ciencia sin conciencia

Latinoamérica y El Mundo

Manuel Humberto Restrepo Domínguez – Cuando aparece la muerte vestida de terror, se evidencia la incapacidad del conocimiento erudito sistematizado para conducir al análisis y llamar a la comprensión de lo que ocurre. Las academias callan, no se comprometen, y dejan que la política ocupe esos espacios vacíos. El producto del ‘saber’ como mercancía crea un sujeto científico separado de los otros, del colectivo.

Guerra contra el terrorismo islámico

Latinoamérica y El Mundo

Iñigo Sáenz de Ugarte – A través de siete interrogantes se trata de descifrar la lógica y el propósito de ISIS con sus atentados. Una posibilidad preocupante es que los yihadistas decidan que su ‘califato’ no verá aumentar el territorio que controlan en Siria, y que su próximo campo de batalla este en Europa. Causarán mucho dolor, pero correrán el mismo destino.

La disputa del poderío interno

Latinoamérica y El Mundo

Juan Manuel Karg – Las claves para entender la situación entre Francia y Siria giran en torno a cuatro ejes geopolíticos principales: impedir nuevos ataques; desarticular a ISIS; rechazar los intentos de «islamofobia»; y promover acuerdos para pacificar un mundo convulsionado. La condena del papa Francisco sobre el fenómeno de la «Tercera Guerra Mundial en trozos».

Reflexiones sobre el atentado parisino

Latinoamérica y El Mundo

Los diarios locales se hicieron eco del ataque terrorista, pero también de la polémica por el contexto geopolítico actual. Se trató de una demostración de poder inhumana en medio de una «guerra mundial por partes» pero, ¿por qué nos horrorizamos porque sucedió en Francia y no en Palestina o Siria? La peligrosa relación con las migraciones y el rol de los medios.

La favela está sangrando

Brasil

Emir Sader/Frei Betto – Entre la criminalidad incontrolable por parte de la policía, una clase media que los autoriza a matar en su nombre, y el aval de los medios de comunicación, los jóvenes pobres y negros viven bajo la constante amenaza de ser asesinados violentamente, porque conviene que estén presos o muertos, antes que sean un factor de riesgo para el resto de la sociedad.