Adios a la herencia pinochetista

Chile

Michelle Bachelet ha asumido el riesgo de responder a una demanda histórica: reformar la Constitución heredada del pinochetismo. Es un paso correcto y necesario, que tiene como fin reforzar la cohesión del país de cara al futuro y analizar con espíritu crítico 30 años de sistema de gobierno de cara al pasado. Además, contribuirá a que Chile alcance mayores niveles de democracia.