Tres años sin respuestas: ¿Dónde están los 43?

México
Luis Raúl González Pérez

En medio de la emergencia generada a consecuencia de los sismos registrados el 7 y el 19 de septiembre, en México se cumple un año más en el que el dolor y el sufrimiento generado por los trágicos sucesos del 26 y 27 de septiembre de 2014, en el municipio de Iguala, Guerrero, todavía no encuentra las respuestas que las víctimas han estado buscando desde hace tres años. La contingencia que enfrentamos no puede ser óbice para que la sociedad recuerde y reitere su exigencia de verdad, justicia y reparación ante estos hechos, respecto de los cuales, debe reiterarse, no puede haber olvido ni impunidad.

Modelos económicos en tiempos de crisis

Latinoamérica y El Mundo
Luis Salas Rodríguez 

Uno de los mitos más arraigados en las economías contemporáneas, es aquel según el cual la iniciativa privada es el motor del desarrollo económico. Es un mito que se reitera tanto en períodos de auge como de crisis, pero que resulta especialmente problemático y peligroso en tiempos de declive. Ya en el siglo XXI, los ejemplos de que el desarrollo económico y social es un asunto de Estados intervencionistas, más que de emprendedores individuales, siguen multiplicándose. Sólo el Estado es capaz de imponer la cordura, de crear las coordenadas bajo las cuales los comportamientos individualistas y egoístas sean reemplazados por procesos que propendan al bienestar común.

El avance de la ultraderecha y la crisis del centro

Latinoamérica y El Mundo
Emir Sader

El ascenso de la extrema derecha no se logra solamente por la conquista de sectores de la derecha, sino sobretodo por el debilitamiento de la socialdemocracia. La derecha sigue hegemónica en Alemania, en España, en Francia, en Gran Bretaña. La ultraderecha defendió el empleo a través de diagnósticos discriminatorios y racistas, como si fuera la culpa de los inmigrantes –africanos, musulmanes, mexicanos, en el caso de EE. UU. Pero donde la izquierda mantiene perspectivas antineoliberales, defiende políticas sociales, entre ellas las del empleo –como en Brasil y Argentina–, la perspectiva del crecimiento de la ultraderecha queda limitada a temas ideológicos y políticos, sin reivindicaciones sociales importantes.

Las amenazas de Trump y su margen de acción

Latinoamérica y el Mundo
Eduardo Ibarra Aguirre

Trump fue a la Asamblea General de la ONU a amenazar a estados soberanos. El imperio estadunidense necesita que los gobernantes de los 193 países integrantes de la ONU actúen como compradores de armas, obedientes a las órdenes de Washington, reproductores de sus entendederas sobre la paz mundial, la democracia, la libertad y el libre comercio. De todas formas, ¿está en condiciones Trump de convertir sus enésimas amenazas en políticas oficiales?

La vieja nueva derecha

Latinoamérica
Emir Sader

La derecha no tiene nada distinto que proponer. Lo que cambian son las formas de acción. Ahora, forjan alianzas explícitas entre sectores del Poder Judicial – y de la policía – con los medios, para la espectacularizacion de procesos judiciales y acciones policiales y para hacer efectiva la judicialización de la política. Aunque los objetivos siguen siendo los mismos: acaparar el poder político en manos de la banca privada, destruir el patrimonio público, los derechos de los trabajadores y los programas sociales, así como la soberanía en la política externa de nuestros países.

La crisis anunciada de PPK y el Congreso

Perú
Barabara Ester

Kuczynski decidió confrontar con el Congreso en un pésimo momento, ya que actualmente su gestión alcanza un 77% de desaprobación.  Tal y como marca la ley, luego de que el Congreso niega la confianza al gabinete ministerial, éste debe renovarse en su totalidad. Por su parte, los nuevos ministros deberán comparecer ante el Parlamento para ser ratificados. En el caso de que el Legislativo los vuelva a rechazar, el presidente está facultado para cerrar el Congreso y convocar a nuevas elecciones parlamentarias. Quiénes llegarán a concluir su mandato en 2021 se erige como el gran interrogante.

El miedo al liderazgo de Lula

Brasil 
Darío Pignotti

Según las primeras informaciones, la movilización de campesinos sin tierra y militantes del Partido de los Trabajadores fue muy superior a la convocada por los adictos al juez Sergio Moro. A su paso por Curitiba, Lula tenía la voz afónica después de 20 días de caravana en colectivo por la región nordeste donde constató que su popularidad está viva, una aprobación que se repite en otras regiones del país por lo que su nombre aparece primero en todas las encuestas de opinión sobre las elecciones del año que viene. Ya avisó que no dejará de recorrer el país para garantizar a sus derechos políticos amenazados por facciones del poder judicial, del cual Moro es la figura descollante.

Después del terremoto, la desidia

México 
La Jornada

El sismo se abatió sobre una zona del país que ha padecido con particular intensidad los efectos de la política económica en curso y los vicios del sistema institucional: desdén oficial al campo y a los pueblos indígenas; desempleo, marginación, servicios insuficientes –los de salud y educación, en primer lugar–; cacicazgos; corrupción; carencia de mecanismos de justicia, y prácticas antidemocráticas. Los mismos habitantes se han organizado para ayudarse unos a otros, remover escombros e improvisar albergues. Es probable que la reconstrucción también parta de ellos, teniendo en cuenta las débiles acciones del gobierno nacional.

La renuncia de Sendic y los desafíos del FA

Uruguay
Alberto Couriel 

No hay ninguna crisis institucional, ni ningún escándalo de corrupción como titularon diarios argentinos. En esencia, el problema es de no presentar los comprobantes de gastos efectuados con las tarjetas corporativas de Ancap. A ello, se agregan errores de Sendic y declaraciones que no atenuaban o profundizaban los mismos. Institucionalmente y normalmente asumirá su cargo Lucía Topolansky. Es momento de aprovechar la nueva situación para generar un nuevo acuerdo político entre sectores y bases, para asegurar una verdadera dirección de la fuerza política, para tener mayor acercamiento con la sociedad.

El papa Francisco y su discurso a la clase política

Colombia
Gómez y Calderón 

Desde su primer discurso en el palacio de Nariño, hasta su despedida en Cartagena, el papa Francisco ha hecho de la paz, la esperanza, la reconciliación y el perdón los ejes centrales de su discurso. El papa ha llamado a los colombianos a desoír “la cizaña” que les impide llegar a la paz, expresándose en clara referencia a los enemigos de la paz. En respuesta, la extrema derecha mira a un lado y no siente alusión alguna. Resucitar la paz se convierte en un claro guiño al oficialismo y liderazgos afines a la salida política del conflicto, pero también es un llamado de atención de la Iglesia católica a quienes han rechazado la paz.