Ni guerra civil ni caos

Las versiones sobre una supuesta situación de caos en Venezuela han sido magnificadas por una prensa local e internacional con la intención de producir un cambio de poder en Venezuela. La oposición, cada vez más fragmentada, no ha conseguido esos fines, tras un mes de barricadas y actos violentos. Las protestas responden a una estrategia de la que no participan los sectores populares y a la cual el gobierno quiere neutralizar con diálogo.