La inseguridad eclipsó la reforma energética en Davos

Muy a pesar de sus esfuerzos, el presidente Enrique Peña Nieto no pudo ser la estrella del Foro Económico Mundial de Davos. Las grandes empresas petroleras le dieron la espalda y centraron su atención en Irán. Las noticias que llegaban de México, sobre los problemas de inseguridad y los ciudadanos armados en autodefensas, hicieron a un lado el tema de la reforma energética. Si bien el gobierno logró la firma de un convenio de colaboración entre Pemex y la petrolera rusa LUKoil, lo cierto es que tuvo que regresar con los grandes contratos bajo el brazo.